• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de

Debes hidrartarte, ¡ hazlo siempre !

El verano trae días calurosos, soleados y por cierto, al estar al aire libre debes hidratarte, ya sea en la playa, la montaña o un parque🍍para sentirte NAT🍍.

En todo momento deberías hidratarte porque la deshidratación es un problema complejo, que puede ser fatal incluso, así que no esperes tener sed para aprovechar los líquidos, sean zumos, batidos, bebidas deportivas o infusiones.

La hidratación adecuada no solo apaga tu sed, sino que permite que tu  cuerpo realice las funciones fisiológicas adecuadamente, como:

  • Eliminar las toxinas,
  • Mantener el equilibrio hormonal,
  • Optimizar los procesos metabólicos (incluido el metabolismo de las grasas),
  • Facilitar el transporte de vitaminas y minerales que dan vida y respaldar la integridad de los músculos, articulaciones y huesos de tu

Hidratarte para eficiencia muscular

Al estar activo/a durante el verano, debes saber que la deshidratación provoca fatiga muscular.

Al hidratarte adecuadamente, no solo estarás lubricando tus articulaciones, sino también  facilitarás al transporte de oxígeno a los músculos que trabajan para eliminar los desechos metabólicos.

Hidratarte para tu corazón

Cuando estas deshidratado, se reduce el volumen de sangre en tu cuerpo, lo que obliga tu corazón a trabajar más para hacerla circular  y transportar el oxígeno por todo tu sistema.

Esto hace que las tareas diarias, como caminar o subir escaleras, sean mucho más difíciles y te sientas fatigado en temperaturas altas como las que se dan en verano.

Hidratarte mejora tu digestión

El agua es fundamental para que los nutrientes pasen por el tracto intestinal. Por eso, la falta de líquido te provoca estreñimiento, que a largo plazo conduce a problemas digestivos adicionales.

Hidratarte bien también  te ayuda a eliminar los desechos corporales a través de la micción y la defecación. Para una digestión saludable, deberías beber agua 30 minutos antes o después de comer o, incluso sumar alguna infusión como té frío o caliente.

La hidratación y la claridad mental

¿Piensas con claridad cuando te expones al calor?. Una hidratación adecuada conduce a pensamientos claros y concentración mental, ya que mejora el flujo de sangre y oxígeno a tu cerebro.

Una caída del 2% en tus fluidos corporales,  disminuye tu concentración y puede causarte  problemas de memoria a corto plazo.

El agua y la flexibilidad de la piel

La piel es el órgano más grande de tu  cuerpo y la buena hidratación mueve el agua a través de todas las membranas de tu cuerpo, manteniendo la piel elástica y suave.

Esto es porque la piel expuesta al sol, las altas temperaturas y los fuertes vientos causan sequedad, quemaduras o daños en tu piel. Si te deshidratas, pierde su elasticidad.

Hidratarte regula tu temperatura

El cuerpo regula su temperatura a través de la sudoración, la exhalación y el consumo de agua fría.

Por lo tanto hidratarte mediante las bebidas de agua, los helados bajos en calorías o bebidas con electrolitos para reponer la pérdida de líquidos y minerales durante un día caluroso.

Mantente siempre hidratado

Pero cuanto más tiempo pases al aire libre y más activo seas, más agua necesitarás para reponer los líquidos perdidos.

Presta atención a estos consejos que te serán útiles a la hora de hidratarte en verano:

  • Empieza y termina el día con una dosis de 250 ml de agua, ya que tu cuerpo pierde agua mientras duermes.
  • Bebe aunque no tengas sed, ya que para cuando sientas sed,  probablemente ya hayas perdido dos o más tazas de tu composición total de agua corporal.
  • Evita las bebidas alcohólicas, ya que el alcohol es un diurético y hará que pierdas agua al orinar más.
  • Sigue bebiendo agua aunque haga frio, ya que es posible que no sientas sed como cuando hace calor, pero aun así perderás agua a través de la transpiración y el aire exhalado. Es que cuando inhalas aire frío y seco, este se calienta y se humedece en los pulmones y se exhala como aire caliente húmedo, un  proceso que exige un buen suministro de agua.

Al conocer tu tasa de sudoración si entrenas en verano, te ayudará a prepararte mejor tanto para el entrenamiento como para la competición.

Para finalizar, una de las formas más fáciles de saber si estás adecuadamente hidratado es verificando el color de tu orina: en general, la orina de color claro es una indicación de hidratación adecuada.

Otros signos de deshidratación son: sed, dolor de cabeza, estreñimiento, fatiga, debilidad, mareos, irritabilidad, calambres, junto con otros menos frecuentes como depresión, aumento de peso, retención de agua, imperfecciones en la piel, vómitos o náuseas e infecciones de la vejiga.

¿ Disfrutas del verano como debes ?