• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de

Helados caseros, ¿sin azúcar?

No hay mejor época en el año para disfrutar de deliciosos helados caseros que el verano, es el momento de🍍sentirse NAT🍍.

Sin embargo, estas delicias suelen ser un placer culposo, tanto si cuidas tu peso como si no lo haces. Con excepción a los helados caseros, los demás son ricos en azucares y calorías… luego, ya sabes lo que pasa…

Bueno, ¿y si te dijéramos por qué este tipo de helados hechos en casa no es tan malo para ti después de todo?.

De hecho, este postre veraniego tiene algunos beneficios sorprendentes para tu  salud, aún más si lo reemplazas con versiones caseras bajas en azúcar y calorías

Helados caseros, ¿ tu mejor opción ?

El helado que compras en la tienda generalmente está lleno de azúcar; en realidad es solo calorías (4 calorías por gramo) y no contiene nutrientes en absoluto.

Consumir demasiada azúcar no solo agrega grasa a tu cuerpo, sino que también allana el camino para la diabetes. 

Sin embargo, por qué renunciar a las delicias de los helados este verano. ¿La solución?… bueno, simplemente prueba haciendo el tuyo en casa con ingredientes naturales y sin azúcar…

Esto te daría como resultados helados caseros sin conservantes y edulcorantes artificiales, con los que puedes refrescarte sin culpa.

Hay decenas de tips para recomendarte cosas, pero un elemento fundamental en esto es reemplazar por lo menos la mitad de la crema espesa que se tiene en el helado de leche, con otra, lo que resultará con una textura menos densa.

Hay cientos de recetas geniales de helados sin azúcar y bajos en calorías, pero te proponemos tres de ellas, que puedes combinar con otras, de las que desees en casa.

Helado de cuajada de fruta sin azúcar

Mezcla 2 tazas de trozos de mango, 2 tazas de cuajada y 1 cucharada de miel y refrigera la mezcla por unas horas para servirlo.

Puedes reemplazar el mango con cualquier fruta de su elección: fresa, piña, plátano, uva, etc. y también puede usar leche en lugar de cuajada para obtener un sabor más lechoso.

Helado de vainilla sin azúcar

En un tazón o máquina para hacer helados, mezcla 1 taza de leche y 1 taza de crema y bate bien. Agrega 1 cucharada de esencia de vainilla de grado alimenticio de alta calidad o stevia a gusto, combinando muy bien todo y luego congela la mezcla durante al menos 4 horas.

Helado de limón sin azúcar

Bate dos huevos con una cucharada de zumo de limón y 1 cucharadita de mantequilla. Luego vierte 1 taza de crema en un bol y agrega la mezcla de limón.

Puedes agregar stevia u otros edulcorantes naturales en esta etapa o seguir adelante sin ellos. Finalmente congela y disfruta de uno de los helados caseros que pueden resultarte de lo más refrescante.

Paletas multifrutas y caseras

Uno de los mejores helados caseros es en forma de paleta, combinando elementos nutricionales como una tarta de lima y sandía dulce y frambuesas, que te mantendrá fresco en un caluroso día de verano.

Paso 1:

  • Retira 1,5 cucharaditas de ralladura de limón y exprimir 1 cucharada de zumo de lima.
  • En una licuadora combina el zumo de limón, la sandía y las frambuesas hasta que quede suave la mezcla.
  • Presiona a través de un colador de malla fina en una medida líquida de 4 tazas; desecha las semillas.
  • Agregue 1 cucharadita. de la ralladura de lima.
  • Vierte el contenido en los moldes para paletas heladas.
  • Congela 2 horas o hasta que esté espeso y fangoso.

Paso 2:

  • En un tazón pequeño, combina el yogurt, el colorante para alimentos (si lo deseas) y la 1/2 cucharadita restante de la cáscara de limón.
  • Vierte la mezcla sobre una capa de sandía.

Al final, inserta las paletas en moldes y congelar durante la noche o hasta que esté firme.

Los beneficios de los helados caseros

Primero, saborear un delicioso helado estimula la trombotonina, que es una hormona de la felicidad que ayuda a reducir los niveles de estrés en tu cuerpo.

Cualquiera de los helados están generalmente hechos de leche, que contiene L-triptófano, un tranquilizante natural que ayuda a relajar  tu sistema nervioso y  prevenir el insomnio.

Son una buena fuente de vitaminas:

Preparados de estas maneras, son una gran fuente de vitaminas A, B-6, B-12, C, D y E y de niacina, tiamina y riboflavina, debido a que generalmente se elabora en base a frutas y leche, que contienen todos estos nutrientes importantes para tu salud.

Son una buena fuernte energética:

Cualquiera de estos helados caseros no solo tienen valor nutricional, sino que también es una increíble fuente de energía, ya que son ricos  en carbohidratos, grasas y proteínas necesarios para que tu cuerpo produzca energía.

Proveen muchos minerales:

Los minerales como el calcio y el fósforo se encuentran en los helados, debido a que normalmente contienen alguna proporción de leche que es rica en estos minerales.

¡ Darte un gusto de vez en cuando te hace disfrutar del verano !