• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de

¿Tienes una rutina matutina?

Ya estamos en Navidad y las fiestas, entre las restricciones o no a veces 😊 sentirte NAT 😊 depende de una rutina matutina.

Si te preguntas cual es la importancia de tener una rutina matutina, la respuesta es  muy simple; configura el resto de tu día, lo que significa que si estás programado y eres consistente con tu programa cada mañana, esto te prepara para el éxito.

Cuando te apresuras por la mañana y no tienes ni idea de lo que harás, el resto del día te parecerá  apresurado y sin estructura.

Lo que debes hacer es empezar el día con el pie derecho, creando una rutina matutina que puedas seguir sin estresarte y hacerla con los ojos cerrados. Así, te despertarás con una dirección y estructura que no solo te llevaría al éxito, sino a mantener el bienestar general en tu familia, con tu pareja y en tu actividad laboral o social.

Utiliza una alarma por las mañanas

Cuando suena el despertador debes levantarte sin dudarlo para comenzar tu día de la mejor manera. Si aplazas la alarma unos minutos, puedes quedarte dormido o retrasar tus objetivos del día.

Si no tuvieras la intención de levantarte a una  hora determinada, ¿por qué pondrías tu alarma a esa hora?… es mejor saltar de la cama y ser productivo desde tu propio desayuno…

Primero, toma una ducha para despabilarte y sigue una rutina de higiene personal y vestuario, que la debes tener preparada desde la noche anterior… Nunca, pero nunca pierdas el tiempo revisando tu guardarropa si tienes actividades importantes por las mañanas…

Alimenta tu cuerpo y mente

Al levantarte, toma un vaso de agua y prepara un pequeño paseo. Si tienes mascota, salte a pasear cumpliendo con la rutina matutina de ambos, aprovechando para respirar el aire fresco de la mañana y llenarte de energía positiva.

Al volver, podrías tomar una infusión para empezar a hidratarte y optimizar tu digestión, luego prepara tu batido de proteínas o si, quieres toma en cuenta una receta como la que preparamos para ti.

  • Prepara el agua.
  • Una banana congelada.
  • Una cucharada de mantequilla de cacahuetes.
  • Una cucharada de proteína en polvo de preferencia.
  • Un poco de sirope de chocolate cero calorías.
  • Unos seis cubitos de hielo

Aunque estemos en invierno, podrías licuar los ingredientes para obtener un batido con una textura y sabor sensacional. O, añade leche de preferencia animal o vegetal para tener un mayor volumen y más calorías de calidad.

Unos 30 minutos y antes de salir, un desayuno mediterráneo con el café de la mañana, añadiendo algunas verduras, oliva, un jamón con quesería y huevos podría ser lo máximo para salir de casa en este invierno que puede estar brutal o no, dependiendo de la región.

Es hora de ponerte a trabajar

Si no completaste el desayuno, es hora de salir al trabajo. Pues bien, coge una mochila térmica y prepárala por la noche. Llévala contigo para hacerte una merienda en tu rutina matutina y añadir a tu dieta no solo las calorías que necesitas, sino también inhibir tus antojos.

A estas alturas, te sentirás lleno de energía para continuar con tu día, pues el desayuno te ayudó a concentrarte en las actividades y cumplir con tus labores con el enfoque que tienes que tener.

Ahora bien, esto es cuestión de prueba y error para saber si puedes mantenerla o o. ¿Quizás un entrenamiento temprano en la mañana se ajusta a tu horario?.

Independientemente de todo lo que tengas que hacer, elabora una rutina matutina y cúmplela, lo que te hará la vida mucho más fácil y marcará la pauta de lo productivo que eres.

¿ Sientes que debes cambiar tu rutina ?