• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de

Horneando con whey protein tus recetas navideñas

Preparar varias recetas con whey protein durante las navidades es lo mejor que puedes hacer para ? sentirse NAT?.

Para muchas personas activas, el whey protein forma parte de sus vidas y dieta diaria. Incluso durante la Navidad no puede ser una excepción, por tanto te invitamos a que puedas incorporar este complemento alimenticio super poderoso a tus recetas de los próximos días.

Ya sabes que la proteína de suero en polvo o whey protein es la forma más rápida y conveniente de obtener aminoácidos para desarrollar o mantener tus músculos y la buena forma, ¿no?.

Ahora bien, si estás cansado de los batidos, es hora de disfrutar de algún postre típico, horneado con un polvo de proteínas de extraordinaria calidad, manteniendo a raya las calorías y el impulso que necesitas para tu composición corporal.

De hecho, el mismo whey protein que mezclas con agua, leche o frutas, puede transformarse fácilmente en panqueques esponjosos, húmedos y deliciosos muffins, un pastel de chocolate o una rosca de Reyes… ¿cómo hacerlo?…

El horneado, ¿cambia su estructura?

La estructura de las moléculas de proteína determina su función en tu cuerpo. En forma cruda, estas moléculas son básicamente un grupo de aminoácidos anidados, unidos por enlaces, que al calentarlos, aumenta la energía cinética, lo que crea mucho movimiento.

Aproximadamente 40º C, los enlaces de proteínas se rompen de su estado anidado (también conocido como desnaturalización) para convertirse en una formación lineal.

Entonces su estructura cambia, pero la composición real de las moléculas sigue siendo la misma, es decir que los aminoácidos no desaparecen, solo se mueven un poco.

El calentamiento es parte del proceso para transformar el whey protein. Asi que, técnicamente, la desnaturalización se ha producido incluso antes de que tengas en tus manos el producto final.

Durante los próximos días, al hornear con este ingrediente, no debes preocuparte por la desnaturalización, debido a que todos los tipos de proteínas cambian al calentarse en una reacción completamente natural y, a nivel molecular, esta proteína cambia de forma, pero su valor nutricional permanece intacto.

Comienza a hornear con whey protein

Para preparar cualquier cosa que se te antoje en Navidad, debes saber que la proteína de suero en polvo de buena calidad tiene una molienda fina y agradable, pero no absorbe la humedad lo suficientemente bien como para usarse como único ingrediente en tus productos horneados.

Entonces, para hornear texturas húmedas similares a esos pasteles que sueñas, debes sustituir solo un tercio de la harina por el polvo de whey protein.

Para mantener la receta ligera y nutritiva, intenta usar harinas saludables como la de coco y/o avena y obtén todo lo que necesitas a la vez que disfrutas de tus postres más tradicionales.

Hidrata muy bien el whey protein al hornear

Los postres de proteínas horneados, necesitan mucha humedad, por eso además de grasas como aceite, huevos o mantequilla de cacahuete, podrías agregar fruta fresca, puré de manzana sin azúcar, purés de verduras, yogurt o requesón para lograr un horneado perfecto.

Por lo general, ¼ ½ taza de un ingrediente húmedo por cada taza de ingredientes  secos, es suficiente para evitar que los postres salgan resecos o demasiado duros.

Revuelve con cuidado

Estás acostumbrado a agitar vigorosamente tu batido de whey protein para que se disuelva por completo, sin embargo, cuando la utilizas para hornear, Menos es Más.

Es que revolver demasiado los ingredientes de la preparación,  puede dar como resultado una textura dura y densa, así que mezcla con cuidado los ingredientes hasta que notes que están combinados, no más que eso.

Utiliza algo de grasa

¿Conoces esos molestos grumos apelmazados al costado de tu licuadora?. No importa qué tan fina sea la proteína en polvo, el suero se vuelve pegajoso.

Por eso, es importante que cubras  las bandejas para hornear y los moldes para pasteles que utilizarás con aceite en aerosol antiadherente.

Incluso los revestimientos de papel deben rociarse antes de llenarlos con la deliciosa  preparación que realizaste, pues de otro modo, será imposible desmoldar tus magdalenas o bollos o cualquier receta navideña a base de whey protein. 

Baja la temperatura

Incluso con toda la humedad que agregaste, hornear con whey protein  puede dejarte con un bocadillo seco o totalmente tostado.

Para evitarlo, debes bajar el horno unos 50º C de la temperatura de horneado recomendada en la receta original, así tus postres se cocinarán de manera más uniforme y saldrán húmedos y deliciosos.

También debes estar de cerca el reloj,  porque esas delicias proteicas horneadas no suelen necesitar tanto tiempo en el horno como las recetas tradicionales.

¿ Te gustan los snacks dulces o salados ?