• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de

Despertar con energía cada día

Mantener hábitos saludables y seguir una rutina permitirá despertar con energía cada día, lo que 🍍 es sentirse NAT 🍍.

La forma en que abordas tu rutina de sueño y vigilia es en gran medida un hábito desarrollado más que un rasgo genético y es posible que algunas elecciones de estilo de vida que hagas afecten la calidad de tu sueño para despertar con energía cada día.

Obviamente, si quieres  dormir bien por la noche y disfrutar de una mañana fuera de serie tendrías que adquirir algunos hábitos saludables que mejorarán tu calidad de vida.

Haz ejercicio con frecuencia

Podrías pensar que el ejercicio te deja cansado, con poca energía para cualquier otra cosa, pero en realidad es lo contrario, ya que nada hace fluir la sangre y las endorfinas mejor que el ejercicio.

No hablamos que vayas al gimnasio siempre, a menos que lo disfrutes, puesto que también puedes salir a correr o caminar al aire libre.

Pero independientemente de la forma en que decidas incorporar el ejercicio a tu día, hazlo con vigor y empieza a sudar haga frío o calor.

Recuerda que el ejercicio te ayuda a dormir mejor por la noche y a despertar con energía cada día, además te mantiene más alerta durante todo el día gracias a la adrenalina que vas cogiendo.

Vigila tu alimentación

Lo que comes y la calidad de tu sueño están estrechamente relacionados, por consecuencia tener una dieta de calidad precede a un sueño de calidad.

Lamentablemente, tienes a tu alcance todo tipo de alimentos procesados, bocadillos cargados de azúcar, ingredientes artificiales y sodio. Este tipo de alimentos son agotadores para tu cuerpo, lo que hace que te despiertes aturdido y no te logres despertar con energía cada día.

Por lo tanto, debes esforzarte en mejorar tu alimentación, añadiendo grasas saludables y carbohidratos integrales, además de tratar de disminuir lo más posible los alimentos altamente procesados.

Ten una cena ligera

Si tienes problemas para dormir por la noche, podría deberse a que las porciones de la cena son demasiado grandes.

Esto le toma más tiempo a tu sistema de digerir, lo que provoca dificultad para conciliar el sueño ya que hay un proceso en curso en tu cuerpo.

En todo sentido, es mejor que consumas alimentos ligeros, como una pequeña porción de pescado o pollo con verduras y alguna que otra fruta a la hora de la cena, ya que son fáciles de digerir, lo que te facilita dormir bien por la noche.

Puedes tomar un yogurt con un pedazo pequeño de queso cotagge para alimentarte antes de dormir. La caseína también es un complemento ideal para pasar una noche sin apetito.

Crea una rutina matutina

Tal vez pienses que las rutinas son sinónimo de aburrimiento, pero no todas son malas. Tener una rutina simple justo después de despertarte,  te da un sentido de dirección y algo que esperar.

Por ejemplo, al levantarte,

  • Puedes hacer ejercicio,
  • Puedes ducharte y,
  • Luego desayunes,

O, tal vez te guste comenzar con calma leyendo un poco o hacer el crucigrama diario… no importa cuál sea tu rutina, haz lo que te ayude a poder despertar con energía cada día, dejando de lado si fuera posible los dispositivos electrónicos.

Vete a la cama sólo cuando tengas sueño

¿Alguna vez te has acostado simplemente porque miraste el reloj y viste que era hora de hacerlo?. Si es así, es posible que hayas estado completamente despierto, pero trataste de obligarte a dormir.

Esto al final no resulta y te encuentras dando vueltas y vueltas en la cama, intentando quién sabe cuánto tiempo quedarte dormido. El problema es que esto crea el efecto de asociar tu cama con un lugar donde estás despierto en lugar de descansar.

Siembre debes escuchar a  tu  cuerpo y si estás aún despierto a pesar de que es «hora de dormir», mantente ocupado planificando tus días o lee un libro, apagando el móvil mientras te relajas hassta que sea el momento de apagar las luces.

Descansar bien por la noche es importante para lograr despertar con energía cada día, lo que te volverá más productivo y con una mejor oportunidad de mantener la calidad de vida que deseas.

¿ Planificas tus días con antelación ?