• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de

Cuatro cosas que hacer cuando te sientes agotado

Si no sabes qué hacer cuando te sientes agotado, sigue estos consejos para🍍 ir sintiéndote NAT 🍍todos los días.

Lo entendemos, la vida puede ser agotadora a veces. Parece que vivimos en una sociedad que glorifica el estar ocupado y normaliza el exceso de trabajo, el agobio y la frustración. Pero ¿qué hacer cuando te sientes agotado?.

Para la gente, es muy fácil quedar atrapado en las operaciones cotidianas mundanas de deberes u obligaciones personales y profesionales. Es muy fácil agotarse demasiado con nuestros deberes diarios.

El agotamiento, ya sea en casa o en el trabajo, se puede evitar si estás dispuesto a priorizar el cuidado personal, el amor propio y el auto cuidado. Sobre la consulta ¿qué hacer cuando te sientes agotado?, hay cuatro cosas simples que puedes hacer.

Evalúa tu agenda para mejorar tu vida

La tendencia es como si cualquier tiempo en blanco o «tiempo libre» en tu agenda DEBE ser llenado o de lo contrario te puedes sentir inútil, perezoso o poco productivo, ¿no?.

Lo primero es empezar a evaluar tus horarios, comparando lo que haces con lo que puedas hacer, inclusive cuidarte a ti mismo o hacer actividades en familia, con tu pareja o amigos.

Si tu agenda está llena te sientes bien  y si está vacío hasta puedes sentirte con culpa, roedeados por el frenesí de las actividades laborales o académicas generalmente.

Para saber qué hacer cuando te sientes agotado deberías poner la cabeza en su lugar y volver a lo que realmente necesita tu cuerpo. Y, si bien no es asunto nuestro, te recomendamos ir pensando en ti desde echar un vistazo a tu agenda hasta revalucar tus deseos frente a tus necesidades, que independiente a tu nivel económico la deberías cumplir.

SPA EN CASA

Si no lo haces, literalmente, tendrás un agotamiento autoinducido que se manifestará no solo en tu físico, sin también en tu plano emocional, causando síntomas psicosomáticos que puede llevarte al estrés e incluso a adquirir enfermedades.

Establece límites, diciendo “NO”

Parte de poder reevaluar tu agenda significa poder evaluar tus habilidades para establecer límites. Recuerda que a veces tenemos que «decir no a las cosas buenas para poder decir sí a las cosas más importantes».

Cuando tenemos dificultades para decir que NO, nuestro horario se llena de cosas que son verdaderamente innecesarias, no nos sirven, no son mutuamente beneficiosas y son cosas que realmente no queremos hacer.

Liberar cualquier culpa, vergüenza, culpa y/o juicio que surja de decir «no» y mantener los límites es clave cuando te preguntas ¿qué hacer cuando te sientes agotado?.

Desafortunadamente, algunas personas intentarán tomar un brazo cuando les damos la nuestra, por lo que es muy importante reiterar sus límites y seguir diciendo que no cada vez y, no hablamos de hacer caridad o respetar a los demás, sino entender los límites y hacerlos comprender a los demás.

Cuídate a ti mismo y los tuyos

Cuando estamos abrumados, con exceso de trabajo y al borde de agotarnos, debemos detenernos y no solo reevaluar lo que estamos poniendo en nuestra agenda.

Además, deberías analizar cuánto de cuidado personal, amor propio y mantenimiento hemos tallado en nuestra rutina.

Si alguna vez ha viajado en avión, los auxiliares de vuelo siempre te aconsejan que te pongas la máscara de oxígeno, en caso de emergencia, antes de ayudar a otra persona, ¿no?.

Dicho esto,

  • ¿Tienes una rutina matutina o una rutina nocturna dedicada a ti?
  • ¿Sales a pasear con tus mascotas?¿las tienes?
  • ¿Te preparas un spa en casa?
  • ¿Disfrutas del sueño nocturno?
  • ¿Preparas tus comidas?

¿Qué estás haciendo para cuidarte en lo mental, emocional, espiritual y físico?. La respuesta a la pregunta ¿qué hacer cuando te sientes agotado? está dentro de ti, porque con el amor propio que tienes deberías ser más compasivo contigo mismo.

Programar un buen baño, hacer yoga, entretenerte haciendo senderismo o salir a andar en bici o, incluso hacer algún deporte acuático podría complementar tu rutina, vayas o no al gimnasio o tengas o no tiempo libre para salir.

Debes desafiarte a ti mismo a modificar tu agenda

Los días de “no hacer nada” deben tratarse como citas. Si tu jefe te pide que asumad otro proyecto que requiera horas libres, o si un amigo te invita a último minuto a un evento, mejor decir NO, porque en tu agenda, te comprometiste a no hacer nada.

Esto ayudará a aliviar un poco el agotamiento y sus efectos a largo plazo, como las exacerbaciones de la salud mental, incluida la depresión, la ansiedad o la dependencia de sustancias para hacer frente a todo.

La privación sensorial

En la sociedad actual, estamos en una sobrecarga sensorial. Nos sentamos con los dispositivos encendidos todo el día. Consumimos cosas en exceso a través de la vista y el oído.

Cuando nos sentimos abrumados o agotados, el trabajo somático,la regulación de las emociones y las técnicas de tolerancia a la angustia, como las prácticas de reducción del estrés basadas en la atención plena, la respiración, las redes sociales y las desintoxicaciones digitales, y la derivación literal de los sentidos, pueden ser muy útiles para calmar ese agotamiento que aunque sean de fuentes de entretenimiento, implican un esfuerzo para el sistema nervioso.

¿ Eres feliz con lo que haces actualmente ?