• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de

Excusas para no comer sano ¿las tienes?

Llegó el momento de dejar atrás las excusas para no comer sano lo que mantiene la cintura a raya y🍍hace sentirse NAT🍍.

Si alguna vez te oyes a ti mismo dando alguna de estas excusas para no comer sano, no estás solo. Es obvio que si realmente quieres alcanzar tus metas, entonces es hora de dejar las excusas y poner en marcha un plan de acción.

Puede ser un desafío cambiar tus hábitos nutricionales que se han arraigado durante un largo período de tiempo, por eso debes mantenerlo  simple.

En todo esto haz un seguimiento de tu comida, por ejemplo, puedes llevar un diario y ser consciente de lo que estás comiendo, entrena constantemente y no dejar que tus excusas se interpongan en tu camino.

No importa  cualesquiera que sean tus excusas para no comer sano, estas son algunas de las más comunes; ¿las llevarás en cuenta finalmente?.

Comer sano es caro

Esta es una de las excusas favoritas para no comer sano, pero en realidad, es más caro tener sobrepeso.

Contrariamente a la creencia popular, comer sano no es caro, ya que solamente implica incluir proteínas magras, carbohidratos complejos y grasas saludables en tu dieta.

De hecho, comer más proteínas magras  no significa que debas comer un enorme filete o salmón en cada comida. Existen varias opciones que no arruinarán tu economía  y aun así te ayudarán a perder peso y alcanzar tus objetivos, como el  lomo de cerdo, pollo, huevos, batatas, fruta fresca y verduras con alto contenido de fibra.

Por otro lado, cuantos más alimentos integrales comas, menos costoso será. Aquí, realmente no necesitas comer carne de res orgánica alimentada con pasto para estar saludable y perder peso.

Estás demasiado cansado

En realidad no es una de las buenas excusas para no comer sano, ya que la pérdida de peso comienza con tu nutrición y hábitos alimenticios saludables.

Si puedes comenzar a comer de manera más saludable, tus niveles de energía comenzarán a subir naturalmente, lo que te ayudará a mantener la vitalidad, hagas ejercicio o no.

Esto se debe a que la comida es el combustible para tu cuerpo, que es una máquina biológica finamente ajustada. En consecuencia, sin  el combustible adecuado no funcionarás a niveles óptimos.

Para optimizar el funcionamiento de tu cuerpo con la energía necesaria, debes comer bien. Si no lo haces, tu máquina se ralentizará, funcionará mal y, finalmente, se estropeará

Culpas a la genética siempre

Generalmente, esta excusa viene después de muchos intentos fallidos de hacer dieta, debido a que la ingesta de alimentos y la programación nutricional son un desafío porque todos tienen diferentes requisitos nutricionales.

Eres único/a, lo que significa que tu dieta debe ajustarse a tus deseos y necesidades específicos. Es por eso que tantas dietas de moda como Keto y Atkins funcionan bien para algunas personas, pero no para todos empezando las excusas para no comer sano.

Las dietas de moda funcionan, pero simplemente no son sostenibles, por esto. Es posible que pierdas peso  pero la única forma de hacerlo es marcando tu nutrición.

No existe un método sencillo para bajar de peso, pero solo porque hayas probado algunas dietas de moda y hayas fallado, no significa que no puedas perder peso debido a tu genética.

Significa que necesitas un enfoque personalizado, con alimentos que disfrutes comer y un plan para cambiar tu vida para siempre, no solo durante los próximos 30 días.

No puedes bajar de peso aunque comas saludable

Si esto es cierto, hay dos posibles razones por las que no estás perdiendo peso:

  • No estás comiendo tan «limpio» como podrías pensar.
  • Estás tomando decisiones sabias sobre los alimentos, pero simplemente estás comiendo demasiado.

El problema es averiguar cuál de estos dos problemas estás enfrentando y  sin la orientación nutricional de profesional en nutrición, será difícil distinguirlo.

Para no seguir buscando excusas para no comer sano deberías busscar la ayuda de expertos y así evitar perder tiempo, dinero y esfuerzo, lo que también te frustrará en poco tiempo.

La orientación nutricional adecuada te ayudará a identificar el motivo por el que no estás perdiendo peso. Aquí, tomar decisiones más informadas y  tomar en cuenta algunas variables nutricionales te permitirán alcanzar tus objetivos, en lugar de pasar meses de decepción y fracaso.

No preparas tus comidas

Probablemente, es de las más populares excusas para no comer sano. Pero si tienes tiempo para ver la televisión todas las noches y desplazarte interminablemente por tu móvil, en realidad si tienes el tiempo suficiente.

A pesar de lo que puedas  pensar, la preparación de las comidas no lleva mucho tiempo.

Tener comida disponible en el refrigerador te ayudará a ser más consistente, rastrear tus alimentos  y no hacer malas elecciones de alimentos cuando tengas apetito.

Además puedes elegir alimentos saludables que disfrutas comer, ser creativo y sazonarlos a tu gusto y comerlos cuando desees, ¿hay algo mejor?.

Piensas que te restringes

Si tienes excusas para no comer sano es porque no puedes comer los alimentos que deseas. Entonces básicamente significa que no quieres  comer de manera saludable, porque todo lo que te gusta, como dulces, bollos  y pizza no es saludable para nada.

Recuerda que cualquier plan de dieta o nutrición requiere algún tipo de sacrificio, ya sea reduciendo las calorías, agregando más proteínas o renunciando a las seis latas de refresco que bebes al día.

Sin embargo, crear un estilo de vida nutricional saludable no significa que no puedas comer los alimentos que amas. Solo significa que tendrás que comerlos con moderación, algunos, es mejor que ninguno ¿verdad?.

Tu familia no te acompaña

Es compresible que te sientas mal porque quieres cenar con tu familia, y preparar comidas saludables, comer sano y perder peso no es el objetivo de ellos sino tuyo.

Pero no comer sano porque tu familia no lo hará, es una excusa bastante mala ya que estas asumiendo que tus hijos y tu pareja tienen que comer mal y que también te ves obligado a comer mal. En segundo lugar, asumes que tu familia no te apoya, ni a tus metas ni a tu salud a largo plazo.

Definitivamente, tienes que asumir la responsabilidad de tu propio bienestar y el de tu familia y  asegurarte de que tus hijos tomen decisiones nutricionales saludables y dar un ejemplo de cómo comer limpio les enseñará cómo comer y qué opciones nutricionales deben tomar.

Comer sano no tiene por qué ser insulso y aburrido, así que es hora de cambiar, tener más energía, mejorar la calidad de tu vida, ponerte tus jeans favoritos, perder unos centímetros de cintura, quemar algo de grasa corporal y optimizar tu rendimiento.

¿ Tienes problemas de sobrepeso ?