• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de

Aprovecha los geles energéticos

Un deportista puede 🍍 sentirse NAT 🍍siempre y cuando aproveche las  ventajas nutricionales como usar geles energéticos.

Con más tecnología y más comprensión de la nutrición deportiva que nunca, correr más rápido durante más tiempo nunca ha sido tan fácil. Desde bebidas deportivas hasta alimentos, hay cientos de productos en el mercado, pero posiblemente la forma más conveniente y escencial de alimentar tu cuerpo mientras hagas ejercicio o después de una actividdad extenuante es con los geles energéticos.

Si estás entrenando para correr a larga distancia, pedalear, escalar o remar a nivel recreativo o profesional, deberías saber como funcionan estos complementos nutricionales para obtener el máximo rendimiento.

Un deportista puede Sentirse NAT siempre y cuando aproveche las  ventajas nutricionales como usar geles energéticos.

Con más tecnología y más comprensión de la nutrición deportiva que nunca, correr más rápido durante más tiempo nunca ha sido tan fácil. Desde bebidas deportivas hasta alimentos, hay cientos de productos en el mercado, pero posiblemente la forma más conveniente y escencial de alimentar tu cuerpo mientras hagas ejercicio o después de una actividad extenuante es con los geles energéticos.

Si estás entrenando para correr a larga distancia, pedalear, escalar o remar a nivel recreativo o profesional, deberías saber como funcionan estos complementos nutricionales para obtener el máximo rendimiento.

¿Qué son los geles energéticos y cómo funcionan?

Los geles energéticos básicos reponen las reservas de carbohidratos agotadas al hacer una actividad física.

Cuando entrenas o compites (correr, pedalear, escalar, remar, etc) tu cuerpo utiliza dos fuentes de combustible; grasas y carbohidratos.

Si bien la grasa está ampliamente disponible, es más lenta para descomponerse en energía utilizable, lo que la hace ineficaz en un evento deportivo. Aquí, el cuerpo depende de los carbohidratos como su principal fuente de combustible.

Cuanto más intenso entrenas o compites, más combustible provendrá de los carbohidratos.

El problema está en que el cuerpo solo puede almacenar una cantidad limitada de carbohidratos en nuestros músculos, conocidos como glucógeno.

Si corres o pedaleas por más de una hora, necesitarás reponerlos, por tanto los geles energéticos entran en juego.

Los azúcares simples de los geles energéticos se absorben primero en el torrente sanguíneo en forma de glucosa, lo que aumenta la energía; luego es absorbido por los músculos y órganos activos.

Y, aunque no son un reemplazo directo, ya que no puedes controlar a qué músculos se dirige la glucosa, sí ayudan a seguir impulsando tu cuerpo para mantener el rendimiento.

Los geles energéticos contienen aproximadamente 25g de carbohidratos por gel, en forma de azúcares simples, una fuente de energía accesible para que tu cuerpo la procese.

Un gel proporciona el alimento para aproximadamente 45 minutos de actividad aeróbica, pero tomar dos a la vez no significa que tendrás disponible alimento para 90 minutos, pues es probable que los nutrientes se bloqueen cuando tu cuerpo intente procesar el azúcar.

También pueden contener otros ingredientes para ayudar a mejorar tu rendimiento, por ejemplo, electrolitos para reemplazar los minerales perdidos y cafeína para abrir los vasos sanguíneos, acelerando la entrega de energía y dando un pequeño impulso a su mente y motivación, además de dar sabor.

¿Cuándo deberías usar geles energéticos?

El momento perfecto para tomar geles energéticos depende de ti y de tu cuerpo. Cada atleta absorbe y procesa los carbohidratos a un ritmo diferente; algunos pueden sentir el efecto en 3 minutos, mientras que para otros puede tardar hasta 15 minutos.

A medida que el cuerpo desvía la sangre de el estómago hacia los músculos activos, la tasa de absorción se ralentiza o, a veces, el estómago se apaga por completo; esta es la causa más común de paradas no deseadas de inodoros durante una carrera.

La regla más importante es tener disponible el gel antes de que lo necesites, no cuando te sientas ya golpeado por una determinada circunstancia.

Escucha a tu cuerpo y aliméntalo acorde sus necesidades

¿Con qué frecuencia debería usarlos?

A medida que su proceso de digestión se ralentiza durante un evento deportivo o entrenamiento, es importante no sobrecargar tu estómago.

Espera alrededor de 45 a 60 minutos entre geles, o alrededor de 15 a 25 kms para asegurarte de no ingerir demasiada azúcar simple a la vez.

El punto crítico de los estimulantes queda a tu criterio, pero también existen productos estupendos sin cafeína.

¿Cómo son realmente los geles energéticos?

Si bien los geles energéticos son muy beneficiosos para los atletas de larga distancia, no hay duda de que no son del gusto de todos.

Aunque generalmente tienen una base de agua, su consistencia varía de viscosa y espesa a más delgada pero con un sabor más fuerte.

Con tantos productos en el mercado, los sabores varían desde vainilla, chocolate y café, hasta sabores afrutados más ligeros. Los sabores son a menudo frutas que pueden ser fuentes de superalimentos, incluyendo bayas, que son ricas en antioxidantes para ayudar a limpiar los músculos de los productos de desecho.

Deberías probar algunas marcas y estilos diferentes para encontrar la consistencia y el sabor adecuados para ti.

Antes de de usarlo en un día de competición, entrena con ellos primero.

Practicar tomando pequeñas dosis a la vez a medida que aumenta el kilometraje, ayudará a tu cuerpo a adaptarse al uso de tu estómago mientras avanzas, lo que le provocará menos problemas el día de una competición.

Recuerda también que cuando corres, pedaleas o remas, tu cuerpo prioriza el envío de sangre a tus músculos activos, reduciendo el piso de sangre a tu tracto digestivo.

La falta de sangre puede irritar su sistema, ya que a tu cuerpo le resulta más difícil digerir los alimentos y los líquidos, a veces respondiendo tratando de expulsarlos de tu sistema.

Y ¿hay que tomarlos con agua?

Toma siempre los geles energéticos con agua, nunca solos o con una bebida deportiva. Sin agua, tardan más en digerirse y entrar en el torrente sanguíneo.

Pero como son bebidas deportivas condensadas, tomarlos juntos con otra bebida te pone en riesgo de consumir demasiada azúcar a la vez.

¿ Piensas en tu alimentación cuando haces deporte ?