• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de

Mejora tu vida mediante la meditación

meditación

Incorporar una rutina de meditación eleva el bienestar y el optimismo, reduciendo la obsesión, la ansiedad y el estrés 🍍es sentirse NAT🍍.

No puedes ver ni tocar el estrés, pero puedes sentir sus efectos en tu mente y cuerpo; si entrenas, recuerda que esto te impediría llegar a tus objetivos, además, acelera tu frecuencia cardíaca, tu respiración y podrías llegar a hipertensión, ¿cómo ayudaría la meditación?.

Cuando estás constantemente bajo estrés y tensiones de la vida, tus glándulas suprarrenales producen en exceso la hormona cortisol. La sobreexposición a esta hormona puede afectar la función de tu cerebro, sistema inmunológico y otros órganos, lo que indudablemente repercutirá en tu salud.

Aunque es posible que no puedas erradicar las raíces del estrés, puedes minimizar sus efectos en tu cuerpo, mediante una de las técnicas más fáciles y alcanzables.

La meditación te permite enfocar tu atención hacia tu interior, para inducir un estado de relajación profunda.

El mecanismo de acción de la meditación

Aunque la práctica de la meditación tiene miles de años, la investigación sobre sus beneficios para la salud es relativamente nueva, pero prometedora.

Una revisión de investigación publicada en JAMA Internal Medicine en 2014 encontró que la meditación es útil para aliviar la ansiedad, el dolor y la depresión. Para la depresión, la meditación fue tan eficaz como un antidepresivo, lo que indica que sería una solución “real” para lograr el bienestar y el optimismo.

  • Se cree que actúa a través de sus efectos sobre el sistema nervioso simpático, que aumenta la frecuencia cardíaca, la respiración y la presión arterial en momentos de estrés.
  • Sin embargo, la meditación también tiene un propósito espiritual, pues puede ayudar a tu creatividad, tu intuición, tu conexión con tu ser interior.

Los tipos de meditación

La meditación se presenta de muchas formas, incluidas las siguientes:

  • La concentración te enseña a enfocar tu mente: es la base de otras formas de meditación.
  • La meditación centrada en el corazón implica aquietar la mente y llevar la conciencia al corazón, un centro de energía en el medio del pecho.
  • La meditación de atención plena te anima a concentrarte objetivamente en los pensamientos negativos a medida que se mueven por tu mente, para que puedas alcanzar un estado de calma.
  • El tai chi y el qigong son formas de meditación en movimiento que combinan el ejercicio físico con la respiración y la concentración.

Por otro lado, la “Trascendental” es una técnica bien conocida en la que repites un mantra (una palabra, frase o sonido) para calmar tus pensamientos y lograr una mayor conciencia.

meditación

Ahora bien, si la practicas mientras estás caminando dirige tu atención tanto al cuerpo como a la mente mientras respiras al ritmo de tus pasos.

Los especialistas citan que probar diferentes tipos de clases de meditación para ver qué técnica se adapta mejor a ti es la mejor forma de empezar a cambiar tu vida.

Además, meditar con un grupo de personas es una experiencia mucho más poderosa, y tener un maestro que te explique la técnica hará que sea mucho más fácil al principio

Recuerda que, muchas clases de meditación son gratuitas o económicas, y, que en función de tu estilo de vida, puedes hacerla con tu pareja, tu familia, tus amigos o compañeros de trabajo en clases presenciales u online.

Practica meditación

La belleza y simplicidad de la meditación es que no necesitas ningún equipo; todo lo que se requiere es un espacio tranquilo y unos minutos cada día, pero antes ten en cuenta:

  • Tomar un zumo o una ensalada de cítricos para combatir los radicales libres.
  • Utilizar aceites esenciales en un ambiente relajante con velas, flores e incienso.
  • Complementar tu sesión con alguna actividad como andar en bici o un deporte, lo que te hará sentir sensacional.

A continuación, algunos consejos para meditar:

  • Empiece con 10 minutos, o incluso comprométete con cinco minutos dos veces al día, mientras vas aprendiendo la técnica.
  • Medita a la misma hora todas las mañanas; de esa forma establecerás el hábito y muy pronto siempre lo harás al levantarte, como cepillarte los dientes.
  • Siéntate cómodamente en una silla o sobre una alfombra con la espalda recta.
  • Cierra los ojos o enfoca tu mirada en un objeto que elijas.
  • Respira lenta, profunda y suavemente.
  • Mantén tu mente enfocada hacia adentro o hacia el objeto; si te desplazas, vuelve a dirigirte suavemente hacia el centro.
  • Mientras exhalas, imagina tu respiración como un río o una marea que se lleva tus pensamientos; también puedes cantar en voz alta (o algún sonido religioso), lo que puede ayudar a ahogar tus pensamientos negativos.

Los detalles de su práctica dependerán del tipo de meditación que elijas, sin embargo queda a tu criterio el sitio donde hacerlo, el cual te permitirá encontrar un sentimiento especial.

En solo una semana o dos de meditación regular, deberías ver un cambio notable en tu estado de ánimo y nivel de estrés, lo que te permitirá lograr tus objetivos sociales, familiares, financieros o deportivos en el menor tiempo, gracias a la paz interior y el poder de enfoque que empezarás a poseer.

¿ Estás preparado para cambiar tu vida ?