• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de
Usa el cupón 5EUROS (enviados por Natfy, en pedidos +60€)

Revitalízate combatiendo la acidosis

Mantener un equilibrio entre tu alimentación y tu actividad física, mientras te alejas de los excesos aleja la acidosis y te 🍍hace sentir NAT🍍.

Actualmente se escucha mucho hablar sobre la dieta alcalina, que se supone es una buena forma de restaurar la salud, resistir los ataques virales y prolongar la vida combatiendo la acidosis.

Sin embargo, quienes intentan seguir  un «estilo de vida alcalino» lo hacen basándose en observaciones que pueden ser ciertas en los tubos de ensayo, pero no en la fisiología, en la vida, en la realidad.

Combate la acidosis con una dieta alcalina

Si quieres seguir una dieta metabólicamente alcalina, debes incluir alimentos que tienen un efecto amortiguador y alcalinizante sobre la química celular de tu cuerpo.

Por ejemplo;

  • Las frutas cítricas son alcalinizantes porque el metabolismo del citrato, malato, succinato y fumarato genera más del doble de tampón de bicarbonato que ácido en el alimento mismo, lo que significa que los cítricos y alimentos similares son ácidos en su estado alimenticio, pero se forman alcalinos en el cuerpo.
  • Los azúcares dietéticos y las harinas refinadas que carecen de potasio y magnesio naturales, son posiblemente los mayores desencadenantes de la inflamación por déficit de reparación.

Esto significa que las dietas altas en azúcares dietéticos y en aceites comestibles proinflamatorios omega-6 (aceite de soja, cártamo, canola y maíz), pero  bajas en fibra y carentes de omega-3 antiinflamatorios (aceite de pescado, borraja, semillas de lino),  resultan en excesos netos de acidosis que deterioran las funciones de reparación y defensa inmunológica de tu organismo.

Por lo tanto, seguir una dieta y el estilo de vida alcalino, puede ayudarte a revertir el exceso de ácido celular, además de

  • Mejorar la producción de energía,
  • Potenciar la desintoxicación y,
  • Acelerar la reparación intestinal de tu cuerpo.

Ahora bien, existen varias cosas que puedes hacer para combatir la acidosis en tu cuerpo y lograr un estilo de vida alcalino… ¿algunos consejos?…

Hidrátate de forma adecuada

Bebe 2 o más litros de agua pura y mineralizada al día, el agua alcalina rica en minerales (que se conoce como agua  «dura») es la mejor, pero también puedes agregar minerales a un litro de agua por la mañana y beberlo durante el día.

No olvides beber agua en lugar de refrescos en botella o enlatados,  lo que también te ayuda con el control del peso y el sueño reparador, alejándote de la acidosis.

De igual forma, te recomendamos optar por los zumos frescos de limón, lima u otros cítricos agregados al agua y los tés de hierbas para promover tus esfuerzos de alcalinización.

Ten en cuenta que las bebidas tibias, calientes o a temperatura ambiente son mejores, ya que las bebidas heladas ralentizan y dificultan la digestión. Por la noche, bebe poco antes de acostarte para reducir la necesidad de orinar durante la hora de dormir.

El desayuno es importante

Escucha a tu cuerpo y descubre qué desayuno prefieres: algunos prefieren un gran desayuno rico en proteínas, a otros les va mejor con un desayuno más pequeño y rico en carbohidratos complejos, pero de cualquier manera, el desayuno es una comida muy importante que no debes saltar nunca.

Para  ingerir una dieta alcalinizante que evite la acidosis, incluye en tu desayuno:

  • Batidos y zumos de frutas.
  • Huevos y otros alimentos ricos en proteínas.
  • Granola o avena cortada en acero como fuentes de carbohidratos complejos.

Almuerza según tu gusto

Si un desayuno completo o abundante te funciona mejor, prueba con una ensalada y/o sopa para el almuerzo. Pero si prefieres un desayuno más pequeño, haz del almuerzo tu comida principal del día.

De cualquier manera, deja tu trabajo a un lado cuando estés comiendo para que tu cerebro pueda concentrarse en la comida que estás ingiriendo y disfrutes de tu hora de almuerzo.

Cena más ligero, siempre

Come más ligero por la noche y si estás controlando tu peso, bebiendo un vaso de agua tibia o a temperatura ambiente antes de la comida. Si quieres puedes favorecer tu digestión con alguna infusión pero todo depende de ti.

Incluye alimentos asados u horneados ricos en alcalinos como:

  • Batatas o ñame.
  • Lentejas, frijoles o garbanzos.
  • Verduras de raíz como chirivías, colinabos, nabos.
  • Hierbas, condimentos y especias que también son ricos en nutrientes.
  • Nueces y frutos secos en pequeña cantidad.

Los snacks contra la acidosis

Si tienes antojos, está bien si añades a tu dieta anti acidosis a bocadillos saludables, pero con porciones que no sean excesivas… prueba con…

  • Nueces, almendras, semillas de lino, semillas de calabaza y anacardos.
  • Un tazón de yogurt con pasas, arándanos secos o dátiles.
  • Brotes y verduras cortadas en bastones en alguna salsa cero calorías o hechas con algunas verduras fermentadas y aceite de oliva.

Encuentra los alimentos que prefieras y elije los de mayor calidad, menos procesados ​​(orgánicos certificados o biodinámicos) según estén disponibles en tu mercado local.

No olvides los aceites Omega 3 y 9

Para conseguir los ácidos grasos Omega 3 y 9, te recomendamos que consumas  pescado entero de agua fría profunda o  pescado salvaje capturado con sedal. Los suplementos de ácidos grasos omega 3 (EPA y DHA) también  son útiles junto con los ácidos grasos CLA y omega 9.

Busca los  aceites de pescado destilados bajo nitrógeno, ya que así te proteges de  los ácidos grasos que se dañan fácilmente, que pierden sus minerales y añaden más disolventes tóxicos.

Además, aumenta el consumo de ascorbatos, como la vitamina C, para compensar los minerales tóxicos que pueden estar presentes en pescados y mariscos.

Equilibra tus macro y micronutrientes

Para evitar la acidosis es importante que equilibres los carbohidratos, las grasas, las proteínas, los minerales y la fibra, consumiendo alimentos orgánicos enteros o cultivados de forma biodinámica, que proporcionan un mejor equilibrio de macro y micronutrientes en tu organismo.

Para lograr este equilibrio, incluye en tu dieta:

  • Aceites dietéticos y de cocina verdes, aceite de oliva virgen extra turbio, de coco orgánico, ghee (mantequilla clarificada), aceite de almendras, de semillas de uva y aceite de cacahuete orgánico.
  • Añade muchas verduras, frutas, semillas, brotes, nueces, lentejas, legumbres y frijoles coloridos, completamente maduros, ricos en nutrientes y no contaminados.
  • Evita el azúcar añadido y opta por  edulcorantes como el zumo orgánico de caña evaporado, el agave azul entero, el salvado de arroz, el jarabe de arce, el gur (azúcar moreno) y las hojuelas de arce que  son aceptables si es necesario endulzar un alimento.

Además, ¡ muévete !

Lo que se usa se renueva, lo que no se usa se atrofia…

  • Es un hecho que el movimiento aumenta el metabolismo que ayuda a quemar calorías de manera más eficiente, por tanto te recomendamos realizar estiramientos lentos para explorar tus límites al levantarte y antes de acostarte.
  • También ten en cuenta que el movimiento activo durante el día es fundamental para mantener la fuerza y ​​la coordinación de los músculos esqueléticos, intestinales y cardíacos, por lo que es importante que practiques algún deporte.

Por otro lado, practicar meditación te ayuda a activar la bioretroalimentación terapéutica que va eliminando el estrés, para calmarte y enfocar tu mente en soluciones en lugar de problemas.

Aumenta las actividades que disfrutas y conéctate con tus sus seres queridos.

Y, ten en cuenta tu cuidado personal

Puedes reemplazar algunos productos de higiene personal por alternativas más alcalinas:

  • Usa bicarbonato de sodio y ascorbatos tamponados en lugar de pasta de dientes.
  • Usa soda de lavado para lavar la ropa junto con aceites aromáticos naturales como la lavanda.
  • Dado que los disruptores hormonales a menudo se encuentran en productos de cuidado personal y cosméticos, usa productos certificados orgánicamente con ingredientes cuyos nombres muestren que provienen de plantas en lugar de productos artificiales.

Sin duda, la acidosis puede ser un problema, pero con cualquiera de estas soluciones te podrás sentir NAT.

¿ Eres consciente de tu salud interior ?