• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de
Usa el cupón 5EUROS (enviados por Natfy, en pedidos +60€)

Fortaleciendo el sistema circulatorio

Promover la salud del sistema circulatorio mediante el ejercicio, una dieta equilibrada y algunos suplementos no solo mantendrá el bienestar, sino también ♥ hace sentirse NAT ♥.

Tu sistema circulatorio, también llamado sistema cardiovascular o sistema vascular, transporta oxígeno, nutrientes y hormonas a las células de tu cuerpo para usarlos como energía, crecimiento y reparación.

Este sistema también elimina el dióxido de carbono y otros desechos que tus células no necesitan, por tanto deberías cuidarlo ya sea alimentándolo o con hábitos que deberías tener en cuenta diariamente.

El sistema circulatorio, ¿qué es?

Estas partes clave de tu sistema circulatorio mantienen el flujo sanguíneo a tu cuerpo para que pueda sobrevivir:

  • Sangre: compuesta de células y plasma
  • El corazón: un órgano muscular que bombea sangre a todas las partes de tu cuerpo.
  • Vasos sanguíneos: una red de arterias, capilares y venas para transportar la sangre bombeada por el corazón.

La sangre con poco oxígeno se acumula en la aurícula derecha de tu corazón, una de las 4 cámaras del corazón. Se mueve hacia el ventrículo derecho, que bombea esta sangre a los pulmones, donde los glóbulos rojos recogen oxígeno y eliminan el dióxido de carbono… es decir exhalas el dióxido de carbono…

La sangre rica en oxígeno regresa a la aurícula izquierda de tu corazón y luego a tu ventrículo izquierdo. El ventrículo izquierdo bombea sangre rica en oxígeno a través de la aorta, hacia las arterias y luego hacia todas las partes del cuerpo.

A lo largo del camino, la sangre recolecta los nutrientes de los alimentos del intestino delgado y, a medida que ingresa a los capilares, la sangre entra en estrecho contacto con los tejidos y las células.

Esta sangre proporciona oxígeno y nutrientes y elimina el dióxido de carbono y los desechos. Ahora con poco oxígeno, la sangre viaja a través de las venas para regresar a la aurícula derecha del corazón, donde el circuito comienza de nuevo, por ello se llama sistema circulatorio.

Desequilibrios del sistema circulatorio

Por un lado, la enfermedad cardiovascular (ECV) se refiere a todas las enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos.

  • La mayoría de las enfermedades cardiovasculares ocurren cuando las sustancias grasas, llamadas placa o ateroma, se acumulan en el revestimiento de los vasos sanguíneos, lo que hace que se estrechen; este proceso se llama aterosclerosis.
  • La aterosclerosis causa una enfermedad coronaria, también conocida como enfermedad isquémica del corazón; la ralentización del flujo sanguíneo reduce el oxígeno y los nutrientes disponibles para los músculos del corazón.
  • Esto puede provocar angina de pecho o un ataque cardíaco, que requerirá atención médica de emergencia. El síntoma más común de un ataque cardíaco o angina es el dolor de pecho.

Ahora bien, cuando se interrumpe el suministro de sangre a una parte del cerebro debido a una arteria bloqueada o reventada, la persona sufrirá un derrame cerebral. Un accidente cerebrovascular también es una emergencia y requerirá tratamiento médico urgente.

Por otro lado, podría darse hiper o hipotensión, ya que a medida que su corazón bombea sangre a las arterias, la sangre empuja contra las paredes arteriales. Esto es lo que determina su presión o tensión arterial.

  • La mayoría de los médicos consideran que una presión / tensión arterial superior a 90 sobre 60 mm / Hg e inferior a 140 sobre 90 mm / Hg está en un rango saludable.
  • La hipertensión puede aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular; es la afección más común del sistema circulatorio.
  • Mientras la hipotensión es un signo de buena salud para algunas personas, pero puede ser un problema para otras. En el caso de mareos o desmayos, el/la afectado/a debe consultar a un médico definitivamente.

Cómo cuidar el sistema circulatorio

La edad, la genética, llevar una vida sedentaria o situaciones que nos obligan a estar inmovilizados durante muchas horas son algunos de los motivos que pueden afectar negativamente a nuestro sistema circulatorio.

Pero también existen ciertas condiciones que pueden provocar el bloqueo de las arterias, lo que hace que la sangre no fluya como debería. Este es el caso, por ejemplo, de personas que tienen niveles altos de colesterol.

Para ayudar a mejorar la circulación sanguínea, es importante llevar una dieta rica en:

  • Ácidos Grasos Omega-3.
  • Muchas frutas, verduras, semillas y nueces.
  • Suplementación para mejorar la circulación sanguínea.

Algunos complementos alimenticios o suplementos para mejorar la circulación sanguínea contienen extractos de plantas que favorecen el riego sanguíneo, permitiendo que la cantidad de sangre que regrese al corazón sea mayor y aliviando así los síntomas que se derivan de la insuficiencia venosa y, otras son vitaminas o minerales reconocidos por sus multifunciones.

Además de los reconocidos suplementos como el resveratrol, el extracto de semilla de uva, el ginkgo biloba, el mango africano o el cordyceps deberías tener en cuenta un equilibrio entre sodio y potasio, añadir a nuestras comidas hierbas naturales incluida la curcumina y beber mucha agua.

Las vitaminas y minerales más poderosas

Obviamente la co-enzima Q10 es la más reconocida entre los suplementos para el corazón porque sirve para reducir la fatiga, aumentar la energía vital del organismo así como reducir el daño oxidativo a las células, además de mantener la función cardíaca equilibrada, lo que incrementa el rendimiento físico sobre todo.

Pero, ¿las demás vitaminas y minerales?.

  • La vitamina A tiene propiedades antioxidantes que ayudan a prevenir la oxidación de las paredes de las arterias.
  • Concretamente la vitamina B3, conocida como niacina, sirve para fortalecer los vasos sanguíneos y aumentar el flujo sanguíneo, para que llegue a los brazos y piernas sin dificultad. También favorece la producción de glóbulos rojos y ayuda a prevenir el endurecimiento de las arterias.
  • La vitamina B9 y la vitamina B12 también son esenciales, ya que ayudan a neutralizar la homocisteína, que es uno de los mayores factores de riesgo de accidentes vasculares y uno de los mayores responsables del deterioro de la circulación.
  • La vitamina C, además de fortalecer nuestro sistema inmunológico, ayuda a prevenir la formación de coágulos sanguíneos y a fortalecer los capilares y arterias.
  • En el caso de la vitamina E, es un antioxidante que mejora el flujo sanguíneo; favorece la producción de glóbulos rojos y el transporte de oxígeno.
  • El calcio y magnesio: el calcio ayuda a prevenir la osteoporosis. Por su parte, el magnesio ayuda a asimilar el calcio y previene las arritmias cardíacas, sin embargo debemos ser cautelosos en función a los problemas renales.
  • El selenio ayuda a proteger el corazón al reducir la hipertensión, pero también alivia el dolor de los ataques de angina.

Sin duda hacer ejercicios, tomar algún que otro suplemento y mantener una dieta equilibrada mantendrá el sistema circulatorio saludable y, con ello tener una gran posibilidad de aumentar la longevidad.

¿ Mantienes hábitos saludables ?