• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de

Espirulina, el superalimento marino

Consumir algas marinas como la espirulina para coger energía, potenciar el sistema inmunológico y tonificar los músculos🍍es sentirse NAT🍍.

La espirulina a menudo se considera un alga, pero es una cianobacteria cuyos beneficios nutricionales permiten calificarla como un superalimento.

Además, para el deportista, la espirulina se presenta como un interesante complemento alimenticio por su alto contenido en proteínas.

Espirulina, ¿algas o bacterias?

La espirulina se considera clásicamente un alga, porque se desarrolla bajo el efecto de la luz en la superficie de cuerpos de agua dulce y cálida, formando eflorescencias, tipos de filamentos en espiral.

Pero en realidad, es una bacteria de la familia de las cianobacterias, del género Arthrospira. Las cianobacterias, conocidas como «algas azules», capturan la luz como fuente de energía usando clorofila y producen oxígeno, como las plantas.

Es un alimento tradicional ancestral consumido en algunos de estos países, aunque se produce de forma artesanal o industrial.

La especificidad de la producción francesa radica en el carácter artesanal de las granjas y los procesos utilizados, garantizando la calidad de la espirulina (sin colorantes, sin conservantes sintéticos, sin OMG, sin pesticidas).

Aunque se use como colorante o en forma de complementos alimenticios debido a su fuerte potencial nutricional, en forma de cápsulas, polvo, copos, tabletas está reconocido como alimento por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Cuál es su composición natural

Existen  tres especies de espirulina autorizadas en los complementos:

  • Spirulina major,
  • Spirulina maxima,
  • Y la Spirulina platensis.

La especie de espirulina más vendida es la Spirulina platensis, ya que tiene la particularidad de ser baja en calorías y rica en nutrientes: proteínas vegetales, carotenoides, hierro, vitamina B12, E, potasio, calcio, cromo, cobre, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, selenio, sodio, zinc, flúor, ácido gamma-linolénico e  incluso antioxidantes.

  • El contenido de carbohidratos de la espirulina varía del 14 al 19% de la materia seca.
  • El contenido de proteínas varía del 60 al 70% de la materia seca, con una alta proporción de aminoácidos esenciales.
  • En relación a sus lípidos (principalmente en forma de di y triglicéridos) es generalmente inferior al 10%.

Beneficios de la espirulina

Según un estudio de 2009, la espirulina tiene un efecto cardioprotector real, debido a su acción sobre los lípidos sanguíneos.

  • Permite un aumento del colesterol HDL (colesterol bueno) y,
  • Induce además a una disminución del colesterol LDL (colesterol malo) y los triglicéridos.

Por otro lado, los numerosos antioxidantes como la ficocianina y clorofila, responsables de su color azul verdoso, hacen de la espirulina un alimento capaz de estimular el sistema inmunológico y tener propiedades anti-envejecimiento.

Así mismo, un conjunto de estudios preliminares, sugiere un efecto hipoglucémico de la espirulina en personas con diabetes no insulinodependiente.

Al ser una valiosa fuente de vitamina A, gracias a sus carotenos ayuda a mantener la piel tonificada y una mejor visión, además de mantener un buen sistema inmunológico.

Por último, el excepcional contenido de proteínas de la espirulina la hace muy útil para los atletas, incluidos los vegetarianos o veganos. Además, estas proteínas van acompañadas de un altísimo contenido en hierro, lo que le vale  el sobrenombre de «filete del mar».

La espirulina y el rendimiento deportivo

Está descontado que es el superalimento energético del mar, puesto que  gracias a ciertos aminoácidos, como la glutamina y la fenilalanina (así como su vitamina B1) y algunos fitoquímicos sirven para mantener la energía y aumentar el rendimiento deportivo.

La incorporación de alimentos antiinflamatorios como la espirulina combinado con semillas de lino o cúrcuma reduce la inflamación, mejorando la recuperación de post-entrenamiento y, hasta evitar calambres.

Además es genial para las dietas de pérdida de peso por su capacidad de saciedad, gracias a su contenido de fibras (mucílagos).

Interacciones y precauciones

Definitivamente es un alimento perfectamente natural y todos los elementos que lo componen son perfectamente asimilados por el cuerpo humano.

Pero es importante tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Si eres alérgico o tienes un exceso de ácido úrico en tu sangre, no es recomendable que consumas espirulina.
  • Si tienes un nivel demasiado alto de ferritina (proteína almacenadora, transportadora y liberadora de hierro) deberías evitarla.
  • Debes tener cuidado con el betacaroteno, ya que el consumo de 5 g / d de espirulina (cantidad máxima recomendada) aporta de 7 a 8,5 mg de betacaroteno, con un límite de ingesta diario recomendado es de  en 7 mg / día.

¿ Añades algas marinas a tu dieta ?