Boro, el mineral para la mujer activa

El boro, como elemento natural, puede metabolizar vitaminas y minerales clave, mantener la salud óseo o equilibrar los estrógenos.

El boro se considera un nutriente no esencial; se encuentra en algunos alimentos de origen vegetal que proveen los niveles necesarios, pero también está disponible en suplementos que se utilizan para tratar los cólicos menstruales o infecciones por hongos en la mujer.

Aunque las deficiencias son raras, pueden ocurrir en quienes siguen dietas vegetarianas o veganas, por lo tanto, la suplementación también pueden ayudar a compensar la falta de este elemento.

¿Qué es el boro?

El boro es un elemento químico de la tabla periódica de los elementos que tiene el símbolo B y número atómico 5, su masa es de 10,811.

Para las plantas, es un nutriente esencial pues juega un papel fundamental en el mantenimiento de la estructura de la pared celular y de las membranas.

Para el ser humano podría considerarse no esencial, aunque contenemos al menos 0,7 mg por kilo de peso obtenido del consumo de agua y vegetales. Este mineral se elimina rápidamente, pero una pequeña fracción se adhiere a nuestros huesos  y participa en diversas funciones corporales.

¿Para qué sirve?, propiedades del boro

Aunque se necesitan pequeñas cantidades de boro en el cuerpo, juega un papel importante en la salud en diversas situaciones.

Promueve la salud ósea:

  • Protege los huesos al prolongar la vida media de la vitamina D en el cuerpo, que es esencial para absorber el calcio, el mineral responsable de fortalecer el tejido óseo y los dientes.
  • También puede extender la cantidad de tiempo que el estrógeno está presente en el cuerpo. Esta hormona protege contra la pérdida ósea que puede causar osteoporosis.
  • Ayudar a tratar la osteoartritis al disminuir la inflamación y el dolor en las articulaciones.

Impulsa la salud reproductiva femenina:

  • Ayuda a tratar las infecciones vaginales recurrentes por hongos cuando se aplica como óvulo vaginal, especialmente la candidiasis.
  • También puede aumentar los niveles de estrógeno después de la menopausia, ayudando a disminuir los síntomas que causa.

Ayuda en la función cognitiva:

  • Puede desempeñar un papel en la función del cerebro y el rendimiento cognitivo, debido a su papel en el metabolismo de algunos minerales.

Usos del boro

Popularmente se usa el boro, específicamente el ácido bórico, para tratar las infecciones vaginales recurrentes causadas por hongos, aliviar los calambres menstruales y algunos síntomas de la menopausia.

También se utiliza para aumentar el rendimiento atlético especialmente en chicas, aunque la evidencia científica aun no respalda este beneficio. Sin embargo, de forma indirecta fortalece los huesos (previniendo la pérdida ósea), un factor determinante en cualquier deporte.

Fuentes naturales de boro

El boro se encuentra principalmente en el agua, en el café y algunos alimentos de origen vegetal, incluyendo:

  • Frutas: manzanas y duraznos.
  • Vegetales: papas, aguacates y brócolis.
  • Legumbres: garbanzos y frijoles secos.
  • Frutos secos: nueces, almendras, pasas de uva y ciruelas pasas.

Suplementos de boro

Los suplementos de boro vienen en muchas formas diferentes, como citrato de boro, glicinato de boro, aspartato de boro o fructo-borato de calcio.

Se presentan en tabletas o cápsulas, muchas veces combinado con magnesio, vitaminas y minerales.

También está disponible el ácido bórico en óvulos vaginales destinados a tratar las infecciones fúngicas.

¿El boro tiene efectos secundarios?

La Organización Mundial de la Salud sugiere que un rango seguro aceptable de ingesta de boro oscila entre 1 y 13 miligramos diarios. Exceder estas dosis puede causar náuseas, vómitos, dolor de cabeza, y diarrea.

En forma de suplemento también puede ser perjudicial para las personas con afecciones sensibles a las hormonas, como el cáncer de mama, la endometriosis  o los fibromas uterinos.

Bibliografía científica sobre el boro

Un estudio doble ciego controlado con placebo en personas con osteoartritis, evaluó la suplementación con fructo-borato de calcio (una forma de boro) durante dos semanas. De acuerdo con los resultados preliminares, redujo los marcadores de inflamación.

Otro ensayo clínico doble ciego controlado con placebo, que incluyó a 60 adultos con osteoartritis, analizó los resultados de la suplementación con el mineral, mostrando que las personas que recibieron 6 miligramos por día durante dos semanas,  informaron una reducción del dolor de rodilla.

En una revisión publicada en 2003 en la revista Obstetrical & Gynecological Survey, los investigadores descubrieron que el ácido bórico parece ser beneficioso para las personas con candidiasis recurrentes que son resistentes a las terapias convencionales, aunque advierten que puede causar ardor vaginal y otros efectos secundarios.

Al final, un estudio publicado en la revista Environmental Health Perspect descubrió que las personas que añadían 3,25 mg a sus dietas, eran mejores en tareas de memoria y coordinación mano-ojo que las personas con bajos niveles de boro.


Escribir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *