• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de

Bueno, ¿son mejores los alimentos orgánicos?

Seleccionar los mejores alimentos para una determinada dieta, sean alimentos convencionales o alimentos orgánicos 🍍 serviría para sentirse NAT 🍍.

Los alimentos orgánicos que puedes encontrar en el mercado y, aunque normalmente son más caros que  los convencionales, prometen ser más saludables y beneficiosos para tu salud y el medio ambiente.

Te has preguntado alguna vez ¿cuáles son, exactamente, los beneficios para la salud de la etiqueta “orgánico/a”?.

La respuesta depende de a quién le preguntes y qué estudios consultes, pero si eliges comprar alimentos o complementos alimenticios, aquí hay algunos datos respaldados por la ciencia que te darán luces acerca de estos productos naturales.

Menos pesticidas y Metales pesados

Las frutas, verduras y granos etiquetados como alimentos orgánicos se cultivan sin el uso de la mayoría de los pesticidas sintéticos o fertilizantes artificiales que se usan en la producción a gran escala.

Si bien estos productos químicos se han considerado seguros en las cantidades que se utilizan para la agricultura convencional, los expertos en salud aún advierten sobre los daños potenciales de la exposición repetida.

Un metaanálisis de 2014 publicado en el British Journal of Nutrition, encontró que los cultivos orgánicos (frutas y verduras sobre todo) no solo tenían menos probabilidades de contener niveles detectables de pesticidas, sino que debido a las diferencias en las técnicas de fertilización, también tenían un 48% menos de probabilidades de dar positivo en la prueba de cadmio, un metal pesado tóxico que se acumula en el hígado y los riñones.

Aún no se puede medir las toxinas presentes en algunos químicos, sin embargo se está trabajando duro para que nuestros alimentos, sean orgánicos o no sean seguros para el consumo.

Grasas más Saludables

Cuando se trata de carne y leche, los alimentos orgánicos pueden tener aproximadamente un 50% más de ácidos grasos omega-3 que los productos producidos convencionalmente. Por ejemplo, la leche orgánica puede tener menos grasas saturadas que la no orgánica.

Estas diferencias pueden provenir de la forma en que se cría el ganado orgánico, con una dieta de pasto y más tiempo al aire libre.

Si optas por consumir leche y carne orgánicas, podrías  aumentar tu ingesta de ácidos grasos omega-3, sin aumentar las calorías totales o las grasas saturadas, beneficiando tu salud a largo plazo.

Sin antibióticos ni Hormonas sintéticas

El ganado convencional es alimentado con antibióticos para protegerlo contra enfermedades, lo que facilita a los granjeros la crianza de animales en condiciones de hacinamiento o insalubres.

Del mismo modo, a los animales criados convencionalmente también se les pueden inyectar hormonas de crecimiento sintéticas,  ara que aumenten de peso más rápido o produzcan más leche.

El problema radica en que  rastros de estas sustancias pueden llegar a nuestra dieta diaria,  lo que explicaría el aumento de  la resistencia generalizada a los antibióticos.

Por otro lado, los alimentos orgánicos que se producen sin antibióticos, son intrínsecamente más seguros en este sentido, garantizándote que estas consumiendo productos más saludables y libres de hormonas o, los propios antibióticos, lo que reduce las posibilidades de riesgo de afecciones o enfermedades.

Más antioxidantes, en algunos casos

En un estudio reciente de seis años, publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry, los investigadores encontraron que las cebollas orgánicas tenían aproximadamente un 20% más de contenido de antioxidantes que las cebollas cultivadas convencionalmente.

También teorizaron que los análisis previos, donde no se encontraron diferencias en los niveles de antioxidantes en los alimentos convencionales versus los alimentos orgánicos, puede ser resultado de períodos de estudio demasiado cortos y variables confusas como el clima.

Por tanto, los alimentos orgánicos pueden contener, en algunos casos, una mayor cantidad de antioxidantes que los convencionales.

Finalmente TÚ decides

Los productos orgánicos son más caros que los convencionales, y si realmente vale la pena pagar este  costo adicional, es ciertamente una cuestión de elección.

Si puedes pagar todo lo orgánico, es una elección muy positiva en cuanto a la relación costo beneficio, ya que según muestran los estudios anteriores, los alimentos orgánicos te ayudan a conservar una buena salud a lo largo del tiempo.

Pero debes tomar en cuenta que una dieta estrictamente orgánica aún puede ser muy poco saludable si eliges comer demasiada azúcar, carne y muy pocas verduras, sean convencionales u orgánicas.

En todo caso, debes tomar decisiones informadas sobre la razón de elegir productos orgánicos, porque si estás tratando de reducir la exposición a los residuos de pesticidas, los orgánicos son una buena opción, pero si los compras porque son más nutritivos, la evidencia no es tan clara.

¿ Sigues una dieta con productos procesados ?