• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de
Usa el cupón 5EUROS (enviados por Natfy, en pedidos +60€)

Silicio Orgánico, ¿ya lo habías escuchado?

Usar minerales y vitaminas como el silicio orgánico para proteger la piel y los órganos desde dentro hacia afuera es ❀ sentirse NAT ❀.26

El silicio es el segundo elemento químico (número atómico 14) más abundante en la corteza terrestre, después del oxígeno, ya que se encuentra en casi todas las formas de vida de nuestro planeta, ¿y el silicio orgánico?.

En su versión orgánica está formado por átomos de carbono e hidrógeno de los tejidos orgánicos y, al igual que otros seres vivos, nuestro cuerpo forma abundante silicio orgánico para consolidar el crecimiento y desarrollo.

Además, se utiliza como un mineral de la belleza en algunas formas que ayudan a diferentes problemas de nuestra piel, proporcionando nutrientes esenciales a nuestras células.

El silicio y nuestra salud

Durante mucho tiempo se ha considerado al silicio orgánico como un elemento vital para el bienestar, tomando en cuenta los artículos científicos que han confirmado sus múltiple beneficios

  • El silicio es el tercer oligoelemento más abundante en nuestro cuerpo, ya que es uno de los elementos esenciales de los materiales vivos, después del hierro y el zinc.
  • Se encuentra en todas las células y tejidos de nuestro organismo, especialmente en los tejidos conectivos.

El tejido conectivo es un componente vital para la salud de todos los órganos nuestro  cuerpo, ya que  forma una variedad de estructuras físicas como nuestras articulaciones, cartílagos, huesos, piel (uñas y cabello) y vasos sanguíneos, incluido el corazón.

Nuestro organismo requiere de silicio para restaurar o conservar su salud y equilibrio.

Pero como sucede frecuentemente en el proceso de envejecimiento, la concentración de este mineral presente en nuestros órganos disminuye de una manera aparentemente irreversible con la edad.

Consecuencias de la deficiencia de silicio

La deficiencia de silicio afecta negativamente a los órganos y tejidos de nuestro cuerpo que contienen colágeno.

  • El colágeno da fuerza y ​​flexibilidad al tejido conectivo de nuestro cuerpo que, a su vez, brinda salud y bienestar a todos nuestros órganos, desde nuestro cerebro hasta nuestra piel y huesos.
  • Esto sucede porque el átomo de silicio parece asentarse dentro del colágeno, actuando como «pegamento» para las fibras de colágeno individuales.
  • La estructura del colágeno, parecida la famosa molécula de ADN, está enrollada en un «resorte” que le da a nuestras células y órganos, su elasticidad y movimientos de deslizamiento fáciles.

Por ello, el silicio (el silicio orgánico de preferencia) es vital para mantener la estructura elástica del colágeno y su movimiento suave y flexible.

El silicio dietético, ¿cómo?

Si queremos mantener saludables los tejidos de nuestro cuerpo que contienen colágeno,  es necesario consumir la cantidad optima de silicio orgánico.

  • Es beneficioso para mantener nuestras arterias sanas y normales, previniendo la formación de placa de colesterol.
  • Aumenta el volumen óseo en la cadera en personas con enfermedad ósea: osteoporosis, o lo previene en el caso de los atletas.
  • Permite tener una mayor densidad mineral ósea en nuestro cuerpo.
  • Además, juega un papel importante en nuestra función cerebral, ya que tiene la capacidad de unirse al aluminio y neutralizar su toxicidad.

El silicio, ¿dónde está naturalmente?

En realidad, todos hemos estado expuestos al silicio en forma de ácido silícico soluble durante todo el proceso evolutivo. Los estudios científicos han demostrado que esta forma de silicio se absorbe con mayor facilidad en nuestro cuerpo.

Entre los alimentos, las judías verdes y los productos hechos con cereales, son fuentes particularmente altas de silicio. Nuestro cuerpo ha encontrado formas de digerir este silicio en formas solubles, que nos permiten absorber la mayor parte.

  • Lamentablemente, los cambios provocados por dieta moderna, han hecho  que el silicio no sea tan  común como lo era antes.
  • Esto se debe a la purificación del agua del grifo, el procesamiento refinado de cereales y la agricultura de alta intensidad, que son procesos donde se pierde bastante silicio.

Y, ¿qué pasa con nuestra piel?

El silicio es un componente importante en nuestro cuerpo, que ayuda a mantener un funcionamiento y equilibrio saludables.

  • Ayuda a equilibrar la mineralización ósea de nuestro organismo.
  • Mejora de la textura de nuestra piel, ayudando a equilibrar la formación celular y el metabolismo.
  • Mejora el proceso de estructuración de los tejidos conectivos de nuestro cuerpo y ralentiza el proceso de envejecimiento.
  • Ayuda a absorber toxinas, permitiendo a la piel a liberarse de imperfecciones, acné y pigmentaciones.

El silicio orgánico para la piel

Para aprovechar las bondades del silicio en nuestra piel, existen en el mercado ampollas cosméticas de silicio orgánico que puedes probar, ya que tienen un efecto suavizante y tonificante, retardando el proceso natural de envejecimiento cutáneo.

  • Ya sea solo o en combinación en sueros con sustancias como el ácido hialurónico, devuelve fuerza, flexibilidad y elasticidad al colágeno y elastina de los tejidos conectivos de nuestro cuerpo.
  • Hidrata y renueva las células de nuestra piel aportando firmeza y tonicidad.
  • Ayudar a prevenir el envejecimiento cutáneo, la celulitis y la flacidez.
  • Aporta excelentes propiedades regeneradoras.

De esta forma, este oligoelemento equilibra y fortalece el funcionamiento de nuestro organismo, a través de la protección de los tejidos conectivos desde dentro hacia afuera.

¿ Proteges tu organismo naturalmente ?