• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de

Las bondades del cardo mariano

Consumir un extracto poderoso y popular como el cardo mariano cuando uno está saludable o con alguna afección🍍es sentirse NAT .

Como los cardos típicos, el extracto de Silybum Marianum  también conocida como cardo mariano, es una flor con hojas espinosas y tiene un color rojo  o púrpura, es originaria del sur de Europa y Asia, pero ahora la puedes encontrar en todo el mundo.

El cardo mariano está disponible en una variedad de productos como tabletas, cápsulas y polvos, ya que tiene una amplia gama de beneficios para tu salud, incluida la capacidad de ayudar al hígado,  controlar la diabetes e incluso ayudar con la resaca después de una noche pesada.

Como actúa el cardo mariano

Su extracto posee un grupo de compuestos vegetales conocidos colectivamente como silimarina, que  tiene propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antivirales.

La silimarina funciona como un potente antioxidante que produce varios efectos positivos en el organismo:

  • Estabiliza las membranas celulares.
  • Estimula las vías de desintoxicación.
  • Regenera el tejido hepático.
  • Ejerce una actividad citotóxica directa hacia líneas celulares cancerosas seleccionadas.

Es tan popular, que además de embellecer tu jardín, en forma de complemento alimenticio ha demostrado mucha efectividad para la funcionalidad del organismo.

Ayuda a la función hepática

Uno de los mayores beneficios del cardo mariano para tu salud, es su capacidad de ayudar a proteger y reparar tu hígado.

Puede tratar la hepatitis, hígado graso o daños en el hígado por una ingesta excesiva de alcohol.

Esto se debe a que la silimarina se adhiere al exterior de la célula hepática, combatiendo cualquier toxina no deseada que pueda intentar ingresar.

Sorprendentemente que también busca las toxinas que ya hayan ingresado y las neutraliza antes de que puedan causar más daño.

Otro papel de la silimarina en el hígado es ayudar a la regeneración celular. Y, aunque las células del hígado se regeneran naturalmente, ayuda a acelerar el proceso al estimular la síntesis de proteínas en las células.

Por ejemplo, los deportistas que pueden someter al hígado a un estrés considerable y dañar las células hepáticas, pueden llegar así a proteger el hígado y regenerar las células dañadas.

Del mismo modo, previene el agotamiento del glutatión, un aminoácido esencial para el proceso de desintoxicación, por lo que es eficaz con su capacidad para estimular al hígado a que se limpie de cualquier toxina.

Aunque obtener los efectos positivos de un suplemento de cardo mariano puede tardar hasta 3 meses, sin duda vale la pena ser constante y esperar porque los beneficios son a largo plazo.

Puede controlar la diabetes

Los estudios médicos han encontrado que las personas con diabetes que han combinado el consumo de cardo mariano con su tratamiento tradicional han visto una mejora en la calidad de vida.

Un estudio de 2014 afirma que en pacientes con diabetes y cirrosis hepática alcohólica, una dosis diaria de silimarina de 600 mg durante 6 meses, produjo una reducción significativa de la glucemia en ayunas y de los niveles medios diarios de glucosa a partir del segundo mes de tratamiento, sin aumento de episodios de hipoglucemia.

Además, el requerimiento de insulina de estas personas diabéticas se redujo en un 20%, lo que sugiere un alivio de la resistencia a la insulina debido al tratamiento con cardo mariano.

Esto se debe a que los compuestos funcionan de manera similar a algunos medicamentos para la diabetes, y una forma en que lo hacen es ayudando a mejorar la sensibilidad a la insulina, una característica clave de la diabetes tipo 2.

Esta planta también es capaz de disminuir los niveles de azúcar en sangre y se cree que sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes pueden ser útiles para reducir cualquier riesgo de desarrollar complicaciones diabéticas como la enfermedad renal.

Puede mejorar la función cognitiva

Nuestros ancestros ya conocían este beneficio del cardo mariano, ya que durante más de 2000 años se ha utilizado como remedio natural para tratar enfermedades que ahora conocemos como Parkinson y el Alzheimer.

Esto se debe a que la silimarina tiene beneficios antiinflamatorios y antioxidantes, lo que la convierte en una gran defensa contra el estrés oxidativo y posiblemente significa que es neuroprotectora.

Puede mejorar la función cognitiva y prevenir el deterioro relacionado con la edad en la funcionalidad del cerebro.

Los estudios en animales con Alzheimer, han encontrado que la ingesta de cardo mariano podría reducir la cantidad de placas amiloides en el cerebro, lo que significa un avance en el tratamiento de esta enfermedad.

Estas placas de amiloide son grupos de proteínas pegajosas que se acumulan entre las células nerviosas y en los vasos sanguíneos a medida que envejeces, lo que  puede restringir la cantidad de sangre que llega al cerebro y  bloquear la función cerebral.

En muchas investigaciones también ha encontrado que la silimarina mejora la función mental, lo que es indispensable para hacer deporte o desarrollar actividades tanto académicas o laborales.

El cardo mariano y la piel

Increíblemente, puedes usar el cardo mariano para mantener tu piel sana y tratar el acné.

El acné es una enfermedad inflamatoria de la piel, que aparece cuando se obstruyen los poros por la producción de demasiado sebo, debido entre otras razones, a un exceso de actividad hormonal.

Tu hígado juega un papel importante en el equilibrio de tus hormonas, ya que elimina los compuestos que se han acumulado en tu cuerpo.

El cardo mariano, que tiene propiedades desintoxicantes del hígado, por lo que las hormonas acumuladas se eliminan más fácilmente, lo que a su vez ayuda a purificar y limpiar tu piel.

Recuerda que el acné es causado por el estrés oxidativo, para el cual el cardo mariano es el combatiente perfecto, debido a sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

El cardo mariano y la digestión

Si sufres regularmente de problemas estomacales como hinchazón, gases e indigestión, el cardo mariano también podría ayudarte.

Una vez más, el hígado juega un papel importante en la digestión, ya que produce bilis, que es necesaria para la digestión y absorción de vitaminas liposolubles, como las vitaminas A, D, E y K.

Es que su extracto aumenta la tasa de producción de bilis del hígado, lo que significa una digestión más saludable y un metabolismo mucho más eficiente.

Si lo tomas 30 minutos antes de comer, puede ayudarte a aliviar los síntomas de malestar estomacal o indigestión. 

El cardo mariano y la resaca

Si has tenido una noche movida, la resaca es la horrible consecuencia que sabes tendrás que soportar, aunque tal vez la ayuda del cardo mariano hará este proceso más fácil de superar.

Los subproductos tóxicos que quedan cuando tu cuerpo descompone el alcohol, causan inflamación en todo tu cuerpo, especialmente en el estómago, el cerebro y el hígado, produciéndote dolor de cabeza, malestar estomacal, boca seca, fatiga,  sensibilidad a la luz, insomnio y  deshidratación leve.

El cardo mariano actúa mediante la silimarina que tienen el poder de desintoxicar algunos de los compuestos más dañinos del alcohol, protegiendo tu hígado en el proceso.

Igualmente, cuando metabolizas el alcohol ingerido se producen radicales libres, los que puede ser neutralizados por las propiedades antioxidantes de la silimarina, protegiendo tu hígado contra ellos.

A pesar de estos beneficios del  cardo mariano para  después de una sesión de consumo excesivo de alcohol, no es una cura definitiva para la resaca.

Recuerda que, si bien ayuda a eliminar algunas de las toxinas más desagradables de tu hígado, no cura los dolores de cabeza o la boca seca causados ​​por la deshidratación, por tanto debes beber mucha agua para ayudar en el proceso.

El cardo mariano y la pérdida de peso

Gracias a su capacidad para desintoxicar el hígado y ayudar a reducir los niveles de azúcar en sangre, el cardo mariano es un  apoyo en la pérdida de peso.

Además, debido a que ayuda a equilibrar los niveles de azúcar en sangre, significa que  tendrás menos antojos y te sentirás  lleno por más tiempo, sobre todo evitando los antojos a alimentos con alto contenido de azúcar, carbohidratos y/o grasas.

Así mismo, una digestión eficiente significa que tu hígado puede eliminar las toxinas de manera más eficiente, por lo tanto, tu cuerpo puede metabolizar mejor la grasa.

Cuanto mejor funcione tu hígado, mejor será tu metabolismo, y cuanto más rápido sea tu metabolismo, menos peso aumentarás.

Mantiene el corazón sano

Los estudios han demostrado que las personas que toman cardo mariano tienen niveles de colesterol más bajos, ya que la silimarina actúa, en parte, habilitado la misma enzima de tipo estantina que usan los medicamentos para reducir el colesterol.

El LDL, o lipoproteína de baja densidad, se conoce como colesterol dañino porque es el tipo de colesterol que puede obstruir las arterias, lo hace que tu corazón trabaje más para bombear la sangre por todo tu cuerpo, ejerciendo una enorme presión sobre él, además de causar hipertensión.

El cardo mariano reduce los niveles de colesterol, lo que significa que tu corazón no tiene que trabajar tanto para hacer circular la sangre por tu cuerpo, lo que puede evitar la hipertensión y reducir el riesgo de sufrir ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares.

Equilibraría tus hormonas

Algunas toxinas que se acumulan en el hígado podrían potencialmente provocar desequilibrios o alteraciones hormonales, lo que puede causar afecciones como el acné relacionado con las hormonas y el dominio de los estrógenos, con síntomas como fatiga, depresión, aumento de peso y disminución de la libido.

Por lo tanto, mantener tu hígado sano y limpio mediante el consumo de cardo mariano definitivamente ayudará a mantener tus hormonas en equilibrio, así como también ayudará a eliminar cualquier toxina desagradable que pueda tener un efecto negativo en ellas.

Además, tiene otros efectos hormonales como ayudar a producir más de la hormona productora de leche, la prolactina, lo que significa un aumento en la producción de leche materna en mujeres lactantes.

Reduciría las alergias estacionales

Hay algunos estudios preliminares que muestran que la ingesta de cardo mariano junto con la medicación habitual para la fiebre del heno (cetirizina) puede ayudar a reducir los síntomas y efectos de esta reacción alérgica, debido a su contenido de silimarina, que actúa como un antihistamínico natural.

Si sufres de alergias estacionales, sabes lo debilitantes y exasperantes que puede ser, por lo que cualquier remedio natural que pueda ayudarte a reducir la gravedad de los síntomas puede ser la respuesta que esperas, en especial el cardo mariano que tiene propiedades antihistamínicas naturales.

El cardo mariano es fácil de consumir

Estos compuestos alimenticios están disponibles en una variedad de formatos, como tabletas,  polvos o te, que lo hacen fácil de consumir y libre de complicaciones.

Por ejemplo si tomas una tableta de cardo mariano  unos 30 minutos antes de comer con el estómago vacío, evitaras la  indigestión, hinchazón o gases después de la comida.

Algunas  tabletas combinan extracto de semilla de cardo mariano con vitamina B, calcio y colina, para brindarle a tu sistema digestivo e hígado el apoyo que necesitan para garantizar que trabajen a su máxima capacidad y mantengan tu cuerpo libre de toxinas y, con suerte, mantenerte en forma y saludable.

La presentación en polvo se puede agregar a tu yogurt, cereal o incluso sopas y guisos, ya que hace el mismo trabajo que las tabletas y cápsulas al brindarte el apoyo que tanto necesitas.

También puedes preparar té de cardo mariano, lo que se convertirá en una reconfortante bebida caliente llena de beneficios para tu hígado, digestión, piel, corazón y todo tu organismo.

¿ Sientes que es el momento de mejorar tu calidad de vida ?