• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de

Snacks saludables, ¿conoces las semillas de calabaza?

Consumir alimentos naturales como semillas de calabaza para fortalecer la salud y controlar el peso para lograr el bienestar es🍍es sentirse NAT🍍.

Las semillas de calabaza son comestibles, planas y de forma ovalada, que se encuentran en la pulpa de este fruto.

Se consumen asadas como un delicioso y crujiente snack, con o sin sal, o junto a especias o aceites, pero en cualquier forma, tienen muchos beneficios para tu salud.

Pueden ser pequeñas, pero las semillas de calabaza contienen varios nutrientes y beneficios para tu salud, ya que al igual que los frutos secos, son una gran fuente de proteínas y grasas insaturadas, incluidos los ácidos grasos omega-3 y omega-6.

Los beneficios nutricionales de este alimento que puede ser considerado fitness van desde sus 7 g de proteínas en una porción de unos 28-30 g.

  • Contiene 1,7 g de fibra, además de potasio, magnesio, colina, calcio, zinc hierro
  • Contiene vitamina K y B,

A todos estos nutrientes se le se suman el beta-caroteno, que el cuerpo convierte en vitamina A, útil para proteger la piel, cabellos, ojos y uñas, como los hacen otros alimentos como pistachos y zanahorias.

Las semillas de calabaza y la salud

Junto con las semillas de linaza, pueden ser útiles para prevenir las complicaciones propias de la diabetes, como regular el colesterol alto y los marcadores cardiovasculares.

Es, que al ser una excelente fuente de magnesio, las semillas de calabaza pueden ayudarte a regular tu presión arterial como parte de una dieta saludable. Por otro lado, son una buena fuente de grasas insaturadas, incluido el ácido alfa-linolénico (ALA), que en definitiva previene las enfermedades coronarias.

Debido a sus propiedades hipoglucemiantes que pueden ayudar a las personas a controlar mejor los niveles de azúcar en sangre.

Además, posee magnesio, que es necesario para la regulación normal del sueño y, con así indirectamente mejorar la calidad de vida, incrementando también los niveles hormonales, que en cierto sentido las hace como un alimento afrodisíaco, sobre todo en los hombres.

Las semillas de calabaza y sus antioxidantes

Si bien no existen “superalimentos” únicos que puedan prevenir las enfermedades o el envejecimiento, las semillas de calabaza son una buena fuente de antioxidantes, que sin duda son aliados de todas las células.

Un estudio importante del 2009, publicado en el Food Research International estudio las propiedades de cuatro tipos de semillas disponibles.

Se usaron dos metodologías de extracción diferentes para obtener fracciones con contenido diferente.

  • Los extractos se seleccionaron para determinar su actividad antioxidante usando un ensayo de eliminación de radicales libres de 2,2-difenil-1-picrilhidrazilo (DPPH) y su actividad inhibidora contra la peroxidación de lípidos catalizada por la lipoxigenasa de soja.
  • La mayoría de los extractos probados han demostrado una actividad de eliminación de radicales libres, que depende de su contenido fenólico total, y las fracciones ricas en fenólicos muestran la actividad más fuerte.

La presencia de moléculas capaces de eliminar radicales e inhibir la lipoxigenasa en las semillas de calabaza puede explicar en parte los beneficios para la salud que se les atribuyen.

Los inmuno-nutrientes también resaltan

Las semillas de calabaza se han utilizado durante mucho tiempo como fuente nutricional y en función de su contenido. Una investigación del 2014 estudió la actividad inmuno-moduladora y sus efectos sobre la respuesta inmune inespecífica.

Los investigadores que buscaban encontrar el poder de las semillas sobre el sistema inmunológico trabajaron mediante pruebas con roedores, utilizando depuración de carbono, índices de órganos (hígado, bazo y glándula tímica) y actividad de marcadores de salud.

Los efectos sobre la respuesta inmune específica se determinaron mediante el título total de anticuerpos, el tipo de reacción de hipersensibilidad retardada y el número de linfocitos.

En prueba de respuesta inmune inespecífica, las semillas de calabaza en dosis bajas (PLD-3.8  g / kg pc) y en dosis alta (PHD-7.6 g / kg pc) mostraron efectos inmuno-estimulantes.

A través de la prueba de inmunidad celular, 48  horas después de la exposición, ya hubo un impacto en el sistema inmunológico de los roedores y, después de 7 días de administración, ambas dosis aumentaron significativamente el número de linfocitos (p <0,05).

A partir de estos datos, los investigadores concluyeron que las semillas de calabaza tienen efectos inmuno-moduladores y, por tanto, pueden utilizarse como inmuno-nutrientes.

¿Te gustan los snacks crujientes y deliciosos?