• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de

Los poderes del ácido linoleico conjugado, CLA

Consumir una de las pocas grasas trans saludables como el ácido linoleico conjugado y sentir su poder en el organismo 💪 es sentirse NAT 💪.

Si has estado siguiendo una dieta específica o, buscando una manera de quemar más grasa con una dieta saludable consumiendo alimentos integrales, es posible que hayas encontrado en las etiquetas al CLA o ácido linoleico conjugado.

Es uno de los ingredientes mágicos que hacen que la carne y la mantequilla alimentadas con pasto sean tan increíbles para mejorar tu rendimiento físico y tu salud.

  • Una porción de 115 g de carne de res alimentada con pasto contiene alrededor de 433 mg de CLA, mientras que la leche entera alimentada con pasto contiene hasta 240 mg.
  • Otros productos lácteos alimentados con pasto y los huevos de pastoreo son también excelentes fuentes vegetarianas de CLA.

Pero, ¿pero qué es y para qué sirve?… bueno, echemos un vistazo a lo que nos puede dar este alimento que puede consumirse en su forma entera o suplementaria…

Ácido linoleico conjugado, ¿qué es?

El ácido linoleico conjugado (CLA) es una grasa poliinsaturada que se encuentra en el ácido linoleico, un ácido graso esencial que se encuentra principalmente en los aceites vegetales.

Naturalmente, el CLA es un producto de la digestión por microbios en el primer estómago (rumen) de animales herbívoros como las vacas, por lo que se encuentra principalmente en la carne de res y los productos lácteos alimentados con pasto.

Es un ácido graso omega-6… bueno, todos saben que las dietas ricas en este tipo de ácido graso suelen ser inflamatorias, pero el cuerpo realmente los necesita en dosis pequeñas por algunos de sus beneficios…

Afortunadamente, las propiedades antiinflamatorias del ácido linoleico conjugado (CLA)  hacen que se comporte más como un omega-3 en el cuerpo. Los dos principales isómeros activos, o tipos, de CLA son el isómero 9,11 y el isómero 10,12, ambos encontrados naturalmente en alimentos ricos en CLA.

El CLA para la pérdida de peso

El beneficio más conocido del CLA es su poder para combatir la grasa; estudios exitosos en humanos muestran que dosis de 3 a 4 gramos diarios desarrollan masa muscular y promueven la pérdida de grasa corporal en participantes sanos, con sobrepeso y obesos. [1] [2] [3].

El ácido linoleico conjugado puede afectar tu pérdida de peso a través de varias vías.

  • Varios estudios muestran que el isómero 10,12 CLA actúa sobre los receptores PPAR-gamma para inhibir los genes responsables del almacenamiento de grasa y la producción de adipocitos (células grasas), evitando el aumento de peso desde el principio.
  • Reducir el almacenamiento de grasa también mejora el rendimiento de su hígado y puede reducir los depósitos de grasa detrás de la aterosclerosis.
  • Al mismo tiempo, el CLA aumenta el gasto de energía de tu cuerpo, pudiéndote ayudar a quemar grasa más rápido de lo que lo generas.

Además, el CLA puede aumentar la saciedad (la sensación de saciedad), parte de la razón por la que la mantequilla alimentada con pasto es tan perfecta en el café. La teoría aquí es que 10,12 CLA en realidad disminuye la expresión de ciertos factores que señalan el hambre en el área del hipotálamo del cerebro [4].

El CLA potencia el sistema inmunológico

Las funciones antiinflamatorias del ácido linoleico conjugado, como otros alimentos que eliminan la inflamación, lo ayudan a respaldar casi todos los sistemas del cuerpo.

Los estudios muestran que el CLA desempeña un papel en la regulación de las respuestas inmunitarias e inflamatorias del cuerpo [5].

Así mismo permite la mejora de la salud del hígado para apoyar la desintoxicación por una vía reconocida [6].

Este poderoso ácido graso refuerza el sistema inmunológico y ayuda a desarrollar la resistencia a infecciones, trastornos inflamatorios y otros desequilibrios del sistema inmunológico como enfermedades autoinmunes y alergias.

  • Por ejemplo, en un estudio, las propiedades antiinflamatorias de ambos isómeros de CLA redujeron con éxito la inflamación [7].
  • También puede beneficiar a las personas que padecen asma y alergias al reducir la inflamación de las vías respiratorias con una respuesta excesiva [8].

Estos resultados sugieren que consumir ácido linoleico conjugado podría beneficiar a otras afecciones inflamatorias crónicas.

El CLA y la fortaleza de los huesos

Otra ventaja del CLA proviene de sus efectos protectores y de fortalecimiento de los huesos, efectos testados científicamente.

En sí, previene significativamente las pérdidas de densidad ósea al aumentar las señales del cuerpo para absorber calcio.

También ayuda reducir la actividad de los osteoclastos, las células responsables de devorar los huesos cuando el calcio es bajo [9].

  • ¿Quién sabía que la mantequilla podría acabar con la osteoporosis?.

¿ Añades a tu dieta ácidos grasos extra ?