• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de

Aumenta tus niveles de energía

Elevar los niveles de energía mediante buenos hábitos, una alimentación correcta y actividad física🍍es sentirse NAT🍍.

Tal vez no sabías que tus niveles de energía están en estrecha relación con el estrés y algunos malos hábitos que afectan tu vida diaria.

Ya sea que estés tratando de ser productivo en el trabajo, en casa o en el gimnasio, para lograr cualquier cosa, debes  tener la energía necesaria para hacerlo.

Pero, ¿qué reduce los niveles de energía?, algunos problemas en lo que respecta a la energía son:

  • Los niveles de estrés crónico.
  • Las jornadas laborales larga.
  • La nutrición o dieta de mala calidad.
  • El fumar y beber alcohol.
  • La deshidratación.

Por suerte existen algunos pasos que puedes seguir  para comenzar a aumentar tus niveles de energía y corregir estos problemas que te afectan a diario.

Controla tus niveles de estrés

En cantidades pequeñas el estrés puede ser bueno, ya que ayuda a dar respuestas rápidas en situaciones de peligro, pero si estas demasiado estresado ​​durante mucho tiempo, el estrés es destructivo y  puede volverse mortal

  • El estrés aumenta la presión arterial y las hormonas negativas como el cortisol en tu cuerpo.
  • Este desequilibrio puede hacer que quemes energía sin siquiera darte cuenta.

Por tanto, cuando estás estresado, te sentirás cansado todo el tiempo porque tu cuerpo está constantemente corriendo en la zona roja.

Para manejar esto, primero esfuérzate por ser consciente y analízate: ¿tu día está más ocupado de lo necesario? ¿puedes delegar tareas o detenerlas por completo?.

Trata de planificar descansos de 5 minutos para simplemente sentarte y respirar profundamente, porque siempre hay espacio para reducir tus niveles de estrés.

Una vez que puedes reducir tus niveles de estrés, la tensión en tu cuerpo se reduce y terminarás aumentando tu nivel de energía, porque le estás pidiendo menos a tu cuerpo.

Reduce tu jornada laboral

Esta podría ser la causa de tu estrés y, como resultado, puede hacer que tengas menos energía.

Realmente, no tienes la capacidad de ser altamente productivo durante más de unas pocas horas de concentración intensa por día,  aunque las demandas en algunos trabajos  pueden exceder las 12 horas diarias, si no más.

Por tanto, vale la pena que intentes encontrar formas de ser más productivo en menos tiempo, pues le pides constantemente a tu cuerpo un rendimiento máximo y esto arruina tus niveles de energía.

Por ejemplo:

  • Puedes intentar delegar parte de la carga de trabajo a tus colegas.
  • Reducir las distracciones como las notificaciones de tu teléfono y los correos electrónicos durante los momentos clave de productividad.
  • Además, asegúrate de alimentarte adecuadamente para incrementar tu rendimiento; esto es clave para aumentar tus niveles de energía.

Todo el mundo tiene que trabajar, pero tú no quieres ni tienes que trabajar hasta la tumba.

Cuida tu nutrición

Esto suena paradójico, ya que las calorías significan energía, lo que es cierto a corto plazo, sin embargo, a largo plazo obstaculizarán tu progreso y niveles de energía.

En realidad tu  cuerpo necesita calorías y nutrientes, lo que significa incluir alimentos de alta calidad en tu dieta diaria, como vegetales de todos los colores y proteínas que te mantendrán lleno por más tiempo, evitando así consumir bocadillos o alimentos de mala calidad.

La buena comida no siempre es accesible, se necesita tiempo para aprender qué funciona para ti y dónde puedes obtenerla.

En este caso, es preferible que planifiques con anticipación  tu dieta para que sea siempre saludable.

Elimina tus malos hábitos

Fumar y beber son dos malos hábitos que hacen que tu cuerpo absorba toxinas, por lo que nunca lograrás sentirte del todo bien.

Ciertamente,  te dan un golpe rápido para sentirte bien, pero a largo plazo, seguirás necesitando ese golpe, esto significa que siempre pondrás toxinas en tu cuerpo y dependerás de ellas.

Idealmente, eliminar estos dos malos hábitos  por completo es la respuesta para elevar tus niveles de energía, pero puede ser un objetivo poco realista.

Entonces;

  • Busca información sobre cómo dejar de fumar, intenta cambiar los cigarrillos por parches de nicotina, chicle u otro sustituto para facilitar la transición, pero no dejes de tratar de dejar atrás este mal hábito.
  • En cuanto al alcohol, la moderación es la clave, prueba con un vino tinto de buena calidad o pequeñas cantidades de aguardiente puro, pero tómate tu tiempo, puedes tomar  solo  un vaso para obtener un buen efecto relajante sin tener que terminar la botella.

Vigila tu hidratación

Si vas al baño y tu orina es amarilla durante el día, no estás bebiendo suficiente agua ya que deberías tener viajes frecuentes al baño.

Una de las formas más fácil y sencilla de aumentar tus niveles de energía es mantenerte hidratado adecuadamente durante el día.

El agua  pura de alta calidad es clave para tu energía, ya que si solo estás un 2% deshidratado, puede disminuir mucho tu rendimiento.

Por lo tanto,

  • Debes intentar beber aproximadamente 1 litro (agua, infusiones, zumos, batidos) por cada 22/25 kg de peso corporal, por ejemplo, alguien de 80 kg, debe tomar aproximadamente 3,5 litros de agua al día, una cantidad que muy poca gente bebe.
  • Consume alimentos hidratantes.

Además, mantenerte hidratado te ayudará a comer menos, quemar más grasa y mejorarás notablemente tu bienestar general.

Y, ¿qué hay con los suplementos?

Los suplementos son refuerzos interesantes, pero son lo último en lo que debes  centrarte.

Ginseng, guaraná, picolinato de cromo y polvos verdes, son la última solución de cualquier plan energético exitoso, pero solo te dará el impulso extra en tu pre-entrenamiento.

En realidad, hay cosas más importantes en las que trabajar y que marcarán una mayor diferencia.

Las cosas que mejor funcionan son generalmente gratis y cualquiera puede hacerlas.

Si te concentras en controlar tu estrés, tener una alimentación de primera calidad y evitar los malos hábitos, podrás aumentar naturalmente tus niveles de energía para realizar tus actividades diarias mejorando así tu calidad de vida.

¿ Te sientes con mucha vitalidad ?