• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de

Controla tu apetito en Nochebuena

La Nochebuena no debería ser aburrida… sentir lo mejor de las tradiciones y añadir calorías de calidad al organismo… es reconfortante, 🎄 es sentirse NAT 🎄,

Cuando se trata de una dieta equilibrada, controlas tu apetito o sentirás que todo se desbordará y, aunque si te das el gusto con un atracón no pasa nada. Ahora bien, puedes tener las mejores intenciones del mundo, pero si constantemente tienes ganas de un bocadillo durante la Nochebuena y el resto de las fiestas de Navidad, no podrás seguir manteniendo la forma, aunque entrenes duro.

Sin embargo, existen algunas formas en que podemos ayudarte a lidiar con los antojos, de modo que puedas concentrarte en cosas más importantes (como el entrenamiento y las chicas o chicos).

Manipulando los macronutrientes

La primera y principal forma de modular tu apetito en Nochebuena es con una dieta adecuada, aunque sea temporal, pero no nos referimos solo a las calorías.

Obviamente, para perder grasa vas a tener que pasar algún tiempo en un estado hipocalórico y eso es una obviedad. Sin embargo, a lo que nos referimos aquí es al desglose de macronutrientes: las proteínas, los carbohidratos y las grasas de fin de año hasta Reyes.

Dependiendo de cómo los manipules, puedes tener una dieta equilibrada que te mantenga satisfecho y saciado, o una dieta que te tenga constantemente mirando el reloj para ver cuándo es tu próximo atracón.

Los carbohidratos en Navidad

Hablamos aquí de un amigo y enemigo a la vez, porque los carbohidratos son tanto anabólicos como anticatabólicos, pero también secretan insulina que interfiere con la lipólisis (quema de grasa).

Hay muchas formas de manipular los niveles de carbohidratos en una dieta de corto tiempo; tus opciones van desde el ciclo de carbohidratos hasta cero carbohidratos.

Incluso tienes un enfoque cetogénico con aumentos periódicos de carbohidratos o realimentaciones funcionaría.

La clave está en administrar los carbohidratos correctamente, porque los niveles de insulina en constante fluctuación causarán fluctuaciones de azúcar en sangre.

Esto puede resultar en apetito masivo tanto en Nochebuena, en la Nochevieja o cualquier otro día que van entre ellos, hasta llegar a Reyes.

Entonces, deberías mantener los niveles de carbohidratos relativamente bajos la mayor parte del tiempo tiene más sentido desde el punto de vista de la supresión del apetito, aunque uses bloqueadores de carbohidratos.

Centrarte en los carbohidratos con un alto contenido de fibra (manzanas, frambuesas, arroz integral, pan de grano germinado, frijoles, brócoli, etc.) ayudará a ralentizar la digestión de los carbohidratos y te mantendrá lleno por más tiempo…

Las proteínas en Navidad

Por supuesto, necesitas mantener altas las proteínas si tus objetivos son mantener los músculos y la fuerza que has ganado mientras entrenaste.

El punto interesante aquí es que las proteínas también ayudan a modular el apetito, al mantenerte saciado por más tiempo. Y en realidad es el macronutriente más abundante, más que la grasa o los carbohidratos.

Las proteínas también requieren más energía para digerirse en comparación con las grasas y los carbohidratos, por lo que tiene un doble efecto para la pérdida de grasa.

En estas fiestas de fin de año desde la Nochebuena, las proteínas deben constituir al menos el 40% del total de calorías diarias o, más dependiendo de cómo las consumas.

Las grasas en Navidad

Durante años, la grasa fue una sustancia vilipendiada que se mantuvo al mínimo en la dieta del atleta que buscaba adelgazar.

Hoy en día, la grasa de la dieta (al menos ciertos tipos) se glorifica por sus beneficios para la salud y su capacidad para ayudarte a perder grasa corporal, no a ganarla.

En lo que respecta a la supresión del apetito, la grasa dietética hace un excelente trabajo al ralentizar la digestión y mantenerte lleno.

Una de las razones por las que una dieta cetogénica, incluso desde la Nochebuena funciona es porque es muy fácil de seguir ya que el apetito se mantendrá al mínimo.

Sin los carbohidratos ingresando al sistema, no tienes las fluctuaciones de azúcar en sangre que hacen que tu apetito se vuelva frenético.

Cualquier tipo de grasa ayudará a suprimir el apetito, pero desde el punto de vista de la salud, sería más prudente centrarte en los monoinsaturados como el aceite de oliva y nuez de macadamia, omega-3 y GLA / ácido láurico / ácido oleico.

Las grasas saturadas de fuentes como la carne de res alimentada con pasto y los huevos enteros también son buenas opciones, puesto que pueden turbinar tus hormonas cuando lo necesites.

Sin embargo, no debes moderarte con la grasa, porque contiene 9 calorías por gramo (más del doble que los carbohidratos y las proteínas) y las calorías aún marcan la diferencia… entonces, obtener el 30% de tus calorías diarias de la grasa es un buen punto de partida para las fiestas, desde la Nochebuena hasta Reyes.

Asesinando tus antojos con suplementos

Recuerda que comer bien es tu primer objetivo, pero eso no significa brindarle una ventaja adicional al combatir el apetito.

El cacao altamente procesado, diferente del tipo de extracto de cacao normal, contienen muchos compuestos que ayudan a quemar grasa suprimiendo el apetito y elevando tu energía vital con un efecto suave y duradero.

  • En el café puedes añadir media cucharita de cacao chocamina una pizca de sal y otra de canela para una merienda estupenda, previa a cualquier futuro atracón.

Además de sus beneficios antioxidantes y anticancerígenos, el té verde tiene una serie de efectos favorables a la dieta: quema de grasa (a través de la oxidación beta), aumento del metabolismo, mejora de la sensibilidad a la insulina y tolerancia a la glucosa.

El té verde también pertenece a una clase de sustancias naturales conocidas como adaptógenos, que son conocidos por su capacidad para ayudar al cuerpo a combatir el estrés y la fatiga, así como a mantener homeostasis y bienestar.

  • Tomar una taza de té verde caliente es una excelente manera de suprimir el apetito y levantar el ánimo entre comidas.

La goma de mascar sin azúcar también ayuda a satisfacer a los golosos, sin embargo, deberías limitarte a no más de unas pocas piezas por día.

Luego están los inhibidores de apetito, que controlan la ansiedad propia de la Nochebuena, además de ayudar con la quema de grasa, incluso ayudando a que obtengas un sueño fabuloso, incluso después de una noche festiva.

  • Entre los mejores están los de garcinina cambogia, el mango africano o el chitosán, además la carnitina o el ALA también pueden actuar como soluciones naturales durante las fiestas navideñas, esas que te dan mucho, mucho antojo.

¡ Feliz Navidad a Todos !