• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de

Los beneficios de la ashwagandha

Desarrollar una salud favorable depende de varios factores, sin embargo tomar un extracto como la ashwagandha puede🍍hacer sentirse NAT🍍.

La ashwagandha es una hierba que se ha utilizado en la medicina ayurvédica durante miles de años. En sánscrito, la palabra «ashwa» significa «caballo», mientras que «gandha» significa «olor, lo que se lleva a nuestro concepto occidental de vitalidad y libido saludable.

El nombre de su especie, somnifera, significa «inductor del sueño» en latín, sin embargo todo forma parte de un mundo de cosas, que la hace una hierba popular.

La ashwagandha como adaptógeno

La ashwagandha se considera un adaptógeno, lo que significa que promueve el equilibrio en muchos sistemas diferentes del cuerpo.

Los adaptógenos son hierbas que cumplen con tres criterios específicos desarrollados por el científico ruso N.V. Lazarez (quien es mejor conocido por descubrir otros adaptógenos como el ginseng siberiano y por enseñar al renombrado científico investigador de adaptógenos Israel Brekhman). Según la ciencia, los adaptógenos tienen que:

  • No ser tóxicos.
  • Reducir y regular el estrés ayudando al cuerpo a adaptarse.
  • Producir un beneficio del bienestar general.

Esta poderosa hierba cumple con todos estos criterios, ofreciendo un apoyo similar a otros adaptógenos como el Eleuthero (Eleutherococcus senticosus, a veces llamado Ginseng siberiano) y Ginseng (Panax ginseng y Panax quinquefolius) para una respuesta saludable al estrés.

Sin embargo hay que distinguir que la ashwagandha proporciona un apoyo calmante y nutritivo para el estrés, mientras que el ginseng apoya la energía y la resistencia.

Primero, tratando el estrés y ansiedad

El cortisol es una hormona del estrés liberada por las glándulas suprarrenales que ha ayudado evolutivamente al cuerpo a movilizar una respuesta de «lucha o huida» ante un peligro inminente percibido, liberando recursos para una lucha vigorosa contra un intruso o huir del peligro.

El cortisol sigue naturalmente un ritmo diario, subiendo por la mañana para ayudar a movilizar las fuerzas del cuerpo para las necesidades diarias y bajando por la noche para permitir que el cuerpo duerma y realice procesos de restauración.

Entre plazos constantes, presiones financieras y un flujo constante de noticias negativas, el estrés crónico de la cultura humana moderna activa regularmente la respuesta al estrés del cortisol, que puede afectar la función del sistema nervioso.

La ashwagandha promueve niveles saludables de cortisol y los procesos inflamatorios saludables que se estimulan en la respuesta al estrés.

Debido a que el estrés está en el centro de muchas afecciones de salud, ayudar al cuerpo a adaptarse mejor beneficia a todos los sistemas corporales, incluido el funcionamiento saludable de los sistemas inmunológico, cardiovascular y nervioso, así como del cerebro, los músculos y las articulaciones.

La producción normal y saludable de cortisol también es compatible con las glándulas suprarrenales, lo que, naturalmente, permite que el cuerpo se concentre en la salud reproductiva.

La ashwagandha y el sistema nervioso

El sistema nervioso impacta cada respiración, sentimiento, decisión y experiencia en nuestras vidas y es vital para la salud y el bienestar en general.

La ashwagandha apoya la estructura y función del sistema nervioso, y también se considera una hierba nootrópica y de apoyo neurológico.

Lo hace proporcionando apoyo antioxidante y apoyando naturalmente las vías en el cerebro para el ácido gamma-aminobutírico (GABA), un neurotransmisor responsable de mantener la calma y el tono muscular.

Así mismo, la ashwagandha también impulsa a tener un estado de ánimo tranquilo y estable porque ayuda a regular el ritmo natural del cortisol, por lo que tradicionalmente se ha utilizado como un suplemento para las personas que enfrentan la fatiga suprarrenal.

La ashwagandha y la salud reproductiva

En el sistema endocrino, las glándulas suprarrenales juegan un papel «protagonista»; sus funciones son necesarias para nuestra supervivencia, mientras que la reproducción no lo es.

Como tal, el eje HPA y la respuesta al estrés están naturalmente conectados con la producción de esperma y la fertilidad en los hombres, y el equilibrio hormonal y la fertilidad en las mujeres.

El cuerpo produce cortisol a partir de los mismos precursores que se utilizan para producir hormonas reproductivas y, bajo estrés, el cuerpo producirá preferiblemente cortisol en lugar de testosterona, estrógeno y progesterona.

La ashwagandha puede ayudar ayudando a mantener niveles de cortisol que ya son saludables, para que el cuerpo pueda liberar esos recursos para usarlos en las hormonas reproductivas.

En el caso de los hombres, promueve niveles saludables de esperma y niveles normales de testosterona, lo que le permite reconocerse.

Y ¿ayuda en los deportes, en el fitness?

Metabólicamente, la ashwagandha parece tener una acción anabólica general, apoyando el aumento de peso durante la fase de crecimiento natural.

Se ha demostrado que la leche fortificada con esta hierba que se administra a los niños ayuda a mantener un peso saludable, así como a niveles saludables de hemoglobina y proteínas plasmáticas totales.

Sorprendentemente ayuda a coger músculos magros y reducir la grasa corporal al mismo tiempo.

Como suplemento deportivo induce a la oxidación saludable de grasas y mantiene niveles saludables de glucosa y lípidos en sangre dentro de rangos que ya son normales y saludables.

Por otro lado, desarrolla una respuesta inflamatoria saludable y la salud de las articulaciones, lo que favorece al combate del dolor ocasional, la rigidez, la hinchazón y las molestias del sistema músculo-articular, por desgaste normal o inducido por el ejercicio intenso.

Esto puede deberse a que, como se muestra en estudios en humanos, parece mitigar naturalmente los niveles de proteína C reactiva, que es un marcador sistémico de la respuesta inflamatoria del cuerpo.

Así mismo, así como para cualquier persona sea activa o no, es interesante como soporte inmunológico y aquí está certificada su capacidad, promoviendo un aumento en los glóbulos blancos.

¿ Utilizas compuestos herbales en tu dieta deportiva ?