• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de

Los remedios naturales contra la tos

Percibir el poder de las hierbas y las plantas, que son remedios naturales contra la tos en un invierno muy duro 🍍es sentirse NAT🍍.

Puedes ir combatiendo las afecciones durante la temporada invernal, esa que viene en una oleada de nieve y cargada de resfríos o gripe… ¿usas remedios naturales para la tos?…

SI bien la Filomena se vino con todo, deberías apaciguar las cosas en casa, pues aunque no puedas conciliar el sueño o estés incomodo en cierto momento del día por algún síntoma de algún virus, no te des por vencido y echa mano a los remedios naturales para la tos… esos que siempre funcionaron…

Calmar la tos no es fácil, pero la naturaleza es sabia, SÍ, incluso para ayudarte en los momentos más difíciles y tú lo sabes, ¿no?… ¿qué te decía tu abuela?…

¿Qué es la tos y porque se produce?

La tos es un fenómeno natural que ayuda a evacuar la flema del sistema respiratorio, pudiendo ser aguda y aparecer después de una infección, pero también puede ser crónica si dura mucho tiempo.

La tos puede deberse principalmente a:

  • Enfermedades respiratorias crónicas como el asma;
  • Usos de medicamentos;
  • Problemas estomacales;
  • Infecciones otorrinolaringológicas o sinusitis;
  • Irritación.

La tos puede ser grasa o seca, es decir que va acompañada o no de secreciones. Una tos seca es generalmente una tos que se presenta en forma de convulsiones, o incluso asmática: la respiración se vuelve sibilante. La tos grasa, por otro lado, se acompaña de expectoración de flemas.

Si bien la automedicación es lo peor que puedes hacer, mientras consultas con los profesionales de la salud puedes aprovechar los remedios naturales para la tos, esos que en tu hogar son una tradición de invierno.

Lo que pasa que tu madre o tu abuela simplemente aplicaron conocimientos de medicina natural que heredaron de sus antepasados, ya que desde hace mucho tiempo se conoce que algunas plantas y raíces tienen poderosos efectos…. ¿pero cuales usar?…

Las inhalaciones de eucalipto

Las inhalaciones con eucalipto son muy eficaces para aliviar especialmente la tos productiva, ya que descongestionan las fosas nasales y adelgazan las secreciones bronquiales, facilitando su expectoración.

Adicionalmente, el eucalipto es conocido por sus propiedades antivirales, antisépticas y descongestionantes, lo que lo convierte en un importante aliado a la hora de combatir la molesta tos.

¿Cómo prepararlo?

  • Selecciona un aceite esencial de eucalipto en NATFY.
  • Vierta 5 gotas en un recipiente con agua caliente.
  • Acércate al vapor y respira por al menos 10 minutos, asegurándote de cubrir tu cabeza con una toalla limpia para concentrar el vapor.

La vieja limonada caliente con miel

Además de su lado cálido y reconfortante, esta bebida a base de limón es muy eficaz para reducir la inflamación de la garganta, ya que es rica en flavonoides y vitamina C.

Al mismo tiempo, la miel tiene un efecto antiinflamatorio y antibacteriano, siendo de los remedios naturales para la tos más populares por su efectividad.

¿Cómo prepararla?

  • Mezcla el zumo de un limón en 250 ml (el equivalente de una taza) de agua caliente.
  • Agrega una cucharadita de miel de abeja.
  • Mezcla bien y disfruta de una poderosa bebida natural.

La infusión de tomillo

El tomillo es particularmente eficaz para limpiar las vías respiratorias, combatir los dolores de garganta, y sobre todo, para reducir los ataques de tos, especialmente de tos seca.

¿Cómo prepararlo?

  • Selecciona un extracto de tomillo de primera calidad, de esos disponibles en NATFY
  • Agrega a una taza de agua caliente (250 ml), 2 a 3 gramos del extracto.
  • Deja infusionar por 10 minutos, y si te apetece, agrega una cucharadita de miel.

Si es necesario, puedes tomar esta infusión durante todo el día, pues te hará descansar como uno de los mejores remedios naturales para la tos.

La miel de abeja

Este tesoro de la naturaleza es un ingrediente común en invierno y no es por casualidad. Es que tiene la ventaja de poseer propiedades adhesivas, por lo tanto, logra revestir la pared interna de las vías respiratorias, formando una especie de película protectora que calma la irritación al mismo tiempo que promueve la cicatrización y, al igual que el limón, ayuda a combatir la inflamación.

¿Cómo consumirla?

  • Añade un poco a tus infusiones o bebidas calientes, ya que sus múltiples propiedades te ayudaran a calmar la tos.
  • O, puedes tomar 1-2 cucharadas de miel pura antes de dormir, ya que te ayudará a desinflamar tus vías respiratorias y conciliar el sueño… recuerda lavarte los dientes después de consumirla…

Desarrolla algunos hábitos contra la tos

Mientras usas algunos remedios naturales para la tos, deberías tomar en cuenta algunos hábitos que puedes hacer a diario.

Ventila todas las mañanas

  • El aire de nuestra casa suele estar más contaminado que el del exterior, debido a los ácaros, el polvo y las sustancias químicas que liberan los productos de limpieza, que pueden contribuir a la irritación del tracto respiratorio.
  • Por lo tanto, es muy importante que ventiles las habitaciones de tu hogar por lo menos 20 minutos al día, aunque haga mucho frio, ya que estarás renovando el aire que respiras y estarás dejando salir todos estos elementos que irritan tus vías respiratorias.

Humidifica el aire de tu habitación

  • La tos es un reflejo que a menudo se relaciona con la irritación del tracto respiratorio, sin que haya ninguna infección involucrada.
  • Si ocurre solamente por las noches y no está acompañada de otros síntomas, puede ser causada simplemente por el aire demasiado seco.

Suénate la nariz con regularidad

  • Cuando estas con un resfrío o gripe y el fluido nasal aumenta, es importante que te suenes bien la nariz para facilitar la evacuación de la secreción y despejar las fosas nasales, ayudando a tu recuperación.
  • Si inhalas constantemente, provocarás que la infección progrese y las secreciones cargadas de virus fluyan hacia atrás, desde las fosas nasales hacia la faringe, oído o senos paranasales, agudizando tu cuadro infeccioso.
  • Además, puedes utilizar suero nasal para limpiar correctamente tus fosas nasales, pero debes sonarte la nariz con tanta frecuencia como sea necesario, utilizando pañuelos desechables para evitar esparcir el virus en tu entorno.

En invierno, protege tu salud como nunca