• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de

Mantiene tu belleza y tu peso con cremas reductoras

Reducir la grasa corporal rebelde, mientras se protege y humecta la piel manteniendo la frescura con cremas reductoras naturales 🍍es sentirse NAT🍍.

Perder peso o reducir esas grasas rebeldes es un trabajo arduo en el que se involucra una dieta estricta como ejercicio duro y constante todos los días, además si lo haces bien, podrías también ganar algo de fuerza, pero, ¿y las cremas reductoras?

Al explorar este fantástico mundo de la pérdida de peso, las cremadas reductoras podrían ayudarte, pero antes de usarlas, veremos si funcionan. Y, para ello hicimos una revisión imparcial para darles crédito o no.

Cremas reductoras: ¿qué son?

Las cremas reductoras también conocidas como cremas para quemar grasa o cremas para quemar grasa abdominal,  son productos especialmente formulados para ayudar a las personas (sobre todo mujeres) a perder peso.

Aunque generalmente se las conoce como lipo-quemadoras, estas cremas están desarrolladas clínicamente, incluidas las que llevan solo ingredientes naturales.

Estas cremas reductoras se pueden aplicar fácilmente en áreas como el estómago, los muslos y la parte superior de los brazos, con propiedades fantásticas que van desde reducir el exceso de grasa o disminuir o eliminar las estrías, humectando la piel y dejándola reluciente.

Los productos naturales han ganado popularidad rápidamente y se están volviendo más avanzadas, ya que brindan un apoyo efectivo para reducir o eliminar la grasa abdominal, lo que da una mejor apariencia corporal.

Cremas reductoras: ¿cómo aplicarlas?

El procedimiento para utilizar las cremas reductoras es relativamente sencillo:

  • Distribuye la crema en las áreas de tu cuerpo con exceso de grasa.
  • Masajea la zona para disolverla en el flujo sanguíneo.

Una vez que realizas el masaje con cuidado, estas cremas liberan una actividad metabólica enérgica que acelera la pérdida de grasa en las áreas que tienden a ser las más difíciles de quemar; se absorbe en la piel y quema la grasa.

Aplicadas dos veces al día, minimizan el tamaño de las células grasas y esto es un mecanismo determinante para su diseño.

Las mejores cremas reductoras para quemar grasa rebelde, esa que está alrededor de los abdominales con ingredientes que son aparentemente efectivos.

Por otro lado, existen fórmulas innovadoras que reducen la grasa localizada en caderas y vientre, estimulando la microcirculación cutánea, lo que permite mejorar la elasticidad de la piel hasta llevarla a una apariencia tersa y reducida en grasa cutánea y subcutánea.

Las patentes que vienen en mezclas tecnológicamente desarrolladas también combaten la celulitis, mejorando la circulación sanguínea drenando los tejidos, lo que inhibe las arrugas propias de la zona.

Cremas reductoras: ¿cómo funcionan?

En su uso cotidiano, se demuestra que los ingredientes incluidos en la formulación de estos productos se dirigen a la grasa localizada justo debajo de la piel, para que pueda ser liberada a la sangre y luego utilizada como energía.

La idea es bastante simple:

  • Tienen un efecto transdérmico al ingresar al torrente sanguíneo a través de la piel.
  • Una vez en el torrente sanguíneo, se afirma que los ingredientes bioactivos reducen el tamaño de las células grasas al deshidratarlas temporalmente.
  • Esto le indica a tu cuerpo que utilice la grasa como combustible.

En segundo lugar, también aumentan el flujo sanguíneo a través de un mecanismo llamado vasodilatación, que simplemente hace que los vasos sanguíneos se dilaten más. Esto permitiría una mayor entrega de oxígeno, nutrientes y quema de grasa.

Todo esto hace que las cremas reductoras faciliten la movilización de ácidos grasos activados por lipólisis en una dieta equilibrada o en una dieta con un pequeño exceso de calorías, aunque no funcionaría en una persona sedentaria.

En fin si por ejemplo sales a pasear en bici o haces fly yoga debes en cuando, su beneficios serían:

  • Aumentar las enzimas críticas, involucradas en la quema de grasa.
  • Aumentar el flujo de sangre a la parte del cuerpo donde se aplica la crema, lo que resulta  en la transformación del exceso de grasa en la sangre.
  • Fomentar la liberación de ácidos grasos almacenados, como la lipólisis.
  • Desalentar a las células a retener la grasa.
  • Reducir la acumulación y el flujo de agua.

No solo son muy demandadas y utilizadas por chavales y chicas, por hombres y mujeres, por culturistas y modelos de fitness, incluidas las personas adultas mayores que quieren verse mejor.

Los ingredientes son la clave

Aunque el contenido de estos productos difiere según el fabricante, hay algunos ingredientes que hacen maravillas en estas cremas reductoras.

  • Aloe vera: su gran cantidad de vitaminas y nutrientes, permite trabajar sobre la piel con sus poderes antiinflamatorios, cicatrizante y coagulante, además es hidratante.
  • Ácido glicirretínico: un componente bioactivo del extracto de regaliz.
  • Forskolina: un compuesto que se encuentra en la planta Indian Coleus (1).
  • Naranja amarga: algunas contienen este nutriente, el cual funciona similar como el quemador de grasa prohibido, la efedra.
  • Té verde: las catequinas trabajan junto con la cafeína para mejorar el metabolismo y la termogénesis; este es un proceso que le permite al cuerpo quemar grasa para producir energía (2)
  • La cafeína y/o nuez de cola: se usa tópicamente para prevenir la acumulación excesiva de grasa (3).

En esta lista no incluimos a la potente vitamina E, que posee un efecto antienvejecimiento, sobre todo para proteger la piel contra los rayos UV y las manchas, cicatrices y hasta el acné. Además no hay otro nutriente como esta vitamina para hacer la piel más tersa, más firme y más uniforme.

Los fabricantes sugieren que cuando penetran en la piel a través del calor y el masaje, comienzan a hacer efecto. Sugieren que esto es mejor que la administración oral, ya que los compuestos no son alterados por las bacterias intestinales y siguen siendo más potentes.

Para culminar citamos un estudio concluyente del 2011, que dice que el uso de cremas reductoras es eficiente solo si se sigue una dieta equilibrada a largo plazo (4).

Cuida tu cuerpo, pero hazlo con productos naturales