• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de
Usa el cupón 5EUROS (enviados por Natfy, en pedidos +60€)

Cómo tratar la piel seca en invierno

Además de mantener el cuerpo caliente con alimentos y bebidas, usar cosméticos naturales para tratar la piel seca en invierno 🍍es sentirse NAT🍍.

El invierno obliga a cubrirnos la piel para protegerla, pero nuestras  manos y  rostro son los que se llevan la peor parte en el invierno, ya que pueden ponerse rojos, ásperos y muchas veces sentimos picazón, todos los síntomas de la piel seca en invierno.

Después de la Navidad, muchos queremos salir, sin embargo esta oleada de frío trae consigo días de los más fríos de la historia, lo que reseca y deshidrata nuestra piel.

Este trastorno ocurre cuando nuestra piel no puede retener suficiente humedad, debido a  la clima que nos trae la oleada de frío, el uso de jabones fuertes, el envejecimiento y/o ciertas afecciones médicas.

El invierno nos plantea un problema especial en el contenido de agua de la epidermis (la capa más externa de la piel) refleja el nivel de humedad del ambiente que nos rodea.

Bueno, para solucionar esto de la piel seca en invierno deberías tomar algunas acciones, que son simples y económicas… pero ¡ tómalas ya !…

Primero, conoce la anatomía de tu piel

La piel que es el órgano más extenso del cuerpo y se compone de tres capas, cada una con una función distinta.

  • La capa más baja o más interna consiste en grasa subcutánea, que proporciona aislamiento, almacenamiento de energía y absorción de impactos.
  • La dermis, que recubre la capa interna de la piel, contiene los vasos sanguíneos, nervios, folículos pilosos, glándulas sudoríparas y sebáceas.
  • La epidermis es la capa superior y la principal barrera protectora de la piel, donde suele producirse la

Para saber cómo tratar la piel seca en invierno debemos saber que se compone de capas apiladas de células que están en constante transición.

Piel seca en invierno

Las células vivas más jóvenes se elevan desde la parte inferior de la epidermis, donde finalmente mueren y se caen después de alcanzar la superficie. Este ciclo continuo renueva completamente la piel aproximadamente una vez al mes.

La sequedad ¿cómo se produce?

Las células epidérmicas son como  las tejas del techo unidas por un «pegamento» rico en lípidos, que las  mantiene planas, lisas y en su lugar, dándole a nuestra piel esa apariencia tersa y uniforme.

La pérdida de agua se acelera cuando el pegamento se afloja debido al daño solar, la limpieza excesiva, por el clima de invierno o los efectos secantes de la calefacción, provocando aspereza, descamación, picazón, agrietamiento y, a veces, una sensación de ardor.

La piel seca en invierno debe humectarse

Los humectantes para la piel, que rehidratan la epidermis y sellan la humedad, son la  primera opción para combatir la piel seca en invierno.

Muchos de estos productos, contienen tres tipos principales de ingredientes:

  • Los humectantes, que ayudan a atraer la humedad, e incluyen ceramidas, glicerina, sorbitol, ácido hialurónico y lecitina.
  • La vaselina, silicona, lanolina y aceite mineral, ayudan a sellar esa humedad dentro de la piel.
  • Los emolientes, como los ácidos linoleico y láurico, suavizan la piel al rellenar los espacios entre las células.

En general, cuanto más espeso y grasoso sea un producto hidratante, más eficaz será, por ejemplo, algunos de los más efectivos (y menos costosos) son la vaselina y los aceites humectantes, como el aceite mineral, que evitan la pérdida de agua sin obstruir los poros.

Debido a que estos productos no contienen agua, es mejor usarlos mientras la piel está húmeda después del baño, para sellar la humedad. Otras cremas hidratantes contienen agua y aceite en proporciones variables, haciéndolas menos grasosas y más atractivas cosméticamente que la vaselina o los aceites.

Piel seca en invierno

Otros cuidados efectivos en invierno

Aquí hay algunas formas de combatir la piel seca en invierno que son efectivas si las  practicas constantemente:

  • Usa un humidificador en invierno: ajustando a alrededor del 60% de humedad, un nivel que debería ser suficiente para reponer la capa superior de la epidermis.
  • Limitarse a un baño o ducha de 5 a 10 minutos al día: más que eso, se puede quitar gran parte de la capa aceitosa de la piel y hacer que pierda humedad.
  • Usar agua tibia en lugar de agua caliente: que puede eliminar los aceites naturales de la piel.
  • Minimizar el uso de jabones: mejor son las preparaciones humectantes o limpiadores sin jabón, lo que causará menos daño en la piel.
  • Los aceites de baño pueden usarse pero con precaución: porque pueden hacer que la bañera esté resbaladiza.
  • Para reducir el riesgo de traumatismo en la piel, es mejor evitar las esponjas de baño, los cepillos para fregar y las toallitas, pero si no se puede renunciar a ellos por completo, se los debe usar suavemente.
  • Al secarse la piel, hacerla suavemente sin frotar con la toalla, evitando las rascaduras incluso si surgen las picazones propias del uso de cremas hidratantes.

Además de estos cuidados en casa, deberíamos utilizar protector solar incluso en invierno, para prevenir el foto-envejecimiento.

En el caso de la ropa es mejor lavarlas con detergentes sin fragancias y no con suavizantes, además el algodón natural es el que debe estar en contacto con la piel, por debajo de los otros abrigos de pieles o lana.

piel seca en invierno

El envejecimiento y sequedad de la piel

A menudo es el efecto acumulativo de la exposición al sol; el daño solar da como resultado una piel más delgada que no retiene la humedad, lo que debemos tomar en cuenta para aplicar  medidas preventivas a tiempo.

La producción de aceites naturales en la piel también se ralentiza con la edad; en las mujeres, esto puede deberse en parte a la disminución posmenopáusica de las hormonas que estimulan las glándulas sebáceas y sudoríparas.

Las áreas más vulnerables son aquellas que tienen menos glándulas sebáceas como los brazos, las piernas, las manos y la mitad de la espalda superior.

Las sustancias en la dermis (debajo de la epidermis) que atraen y unen moléculas de agua, también disminuyen con la edad.

Complicaciones causadas por la piel seca

La piel seca en invierno no suele ser un problema de salud grave, pero puede producir complicaciones graves, como eccema crónico (manchas rojas) o sangrado por fisuras que se han vuelto lo suficientemente profundas como para romper los capilares de la dermis.

Otra posible complicación es la infección bacteriana secundaria (enrojecimiento, hinchazón y pus), que puede requerir antibióticos. Por esto, es importante consultar al médico si notamos alguno de estos síntomas o si las medidas que tomas en casa no nos brindan alivio.

Deberíamos ser gentiles con nuestra piel, deberíamos consentirla y deberíamos cuidarla ya que es la principal barrera de protección de nuestro cuerpo, y es nuestra carta de presentación al mundo.

¿ Qué tipo de cosméticos usas ?