• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de
Usa el cupón 5EUROS (enviados por Natfy, en pedidos +60€)

Cómo usar tu ropa en invierno

Saber usar la ropa en invierno, no se trata de sumar capas y capas de abrigos, sino proteger el cuerpo de la temperatura y las enfermedades, lo que🍍es sentirse NAT🍍.

En los días más fríos, cuando sabes que vas a estar al aire libre durante más de 10 minutos seguidos, necesitarás saber cómo llevar tu ropa en invierno. Esta guía te puede hacer marcar la diferencia entre una divertida aventura al aire libre y una gélida pesadilla.

Es que hay una sorprendente cantidad de ciencia relacionada con la ropa que usamos y, sobre esas bases los diseñadores desarrollan ropa para propósitos específicos, tanto para mantenerte caliente, fresco o evitar el viento.

La idea es que vistas para mejorar la capacidad natural del cuerpo para mantenerte caliente, cómodo y alejado de las enfermedades de temporada.

El consejo más importante, incluso si ignoras todo lo demás, es vestirte en capas; las capas tachan inherentemente la mayoría de los otros elementos de esta lista.

Tres capas te mantendrán caliente

Para llevar tu ropa en invierno, deberías llevarte por la lógica y las tradiciones propias, tuyas, la de tu madre y tu abuela, la de tu familia, que te inculcó a vestirte y abrigarte en invierno, pero no está demás conocer cada capa.

La capa base debe ser de poliéster, seda o algún otro material con la capacidad de absorber el sudor de la piel. No uses una camiseta o ropa de algodón como capa base, que si bien absorberá bien la humedad, pero no se evaporará

La capa media es la aislante, es el caballo de batalla para mantenerte caliente… aquí van los suéteres, sudaderas, vellón u otra ropa que funcionará bien como capa intermedia… la ropa esta capa debe quedar ceñida pero no apretada; los abrigos de plumón o algún tejido especial también son una excelente opción para los días más fríos.

La capa exterior tiene menos que ver con mantenerte caliente (las dos primeras capas deberían hacer eso) y más con bloquear el viento y la lluvia. Si no hace tanto viento y no llueve, un abrigo de invierno normal (acolchado de plumas, chaquetón de lana, etc.) estará bien.

Para mantenerte caliente, haz que tu capa exterior sea una capa impermeable al viento y al agua, como una chaqueta para la lluvia.

Idealmente, tiene ventilaciones alrededor de las axilas para permitir que el sudor se evapore… existen incluso opciones elegantes de toda la vida, pero eso lo elijes tu cuando cambies de guardarropas…

El espacio en tu ropa en invierno

Probablemente el error más común sobre vestirse abrigado es que las capas deben estar ajustadas. Pero si piensas en una capa de ropa como la interfaz entre tú y los elementos, puedes ver cómo una camisa ajustada solo acerca tu piel al aire frío.

El espacio en tu ropa de invierno te mantendrá abrigado: un suéter de lana que te quede bien, por ejemplo, que crea una fina capa de aire entre tu piel y el medio ambiente.

El calor de tu cuerpo calentará la capa límite y el suéter evitará que la capa salga despedida de tu cuerpo.

Permanecer seco con tu ropa en invierno

La humedad es el beso de la muerte en un día frío, ya sea por la lluvia o el sudor y, eso deberías recordar cuando elijas tu ropa en invierno.

La evaporación es un proceso de enfriamiento y, si estás mojado, el proceso de enfriamiento ocurre directamente en tu piel.

Evita mojarte usando una capa base que absorba el sudor de tu cuerpo, como poliéster o seda. Siempre, la capa exterior debe ser impermeable, como una chaqueta para la lluvia, pero también debe tener ventilaciones o tela transpirable para que tu transpiración pueda evaporarse de las capas interiores.

Rompe el viento siempre

Incluso si la temperatura no es tan fría, el viento puede hacer que tu tiempo al aire libre sea miserable. Nuestros cuerpos calientes calientan una pequeña capa de aire a nuestro alrededor, lo que ayuda a aislarnos del frío y el viento puede llevarse la capa cálida.

La mejor forma de contrarrestar el viento es con una capa exterior a prueba de viento, que mantiene la capa de aire caliente junto a la piel, donde debería estar.

Sombreros, guantes y calcetines

Protege tus extremidades usando un gorro que cubra tus orejas, además usa guantes impermeables y calcetines de lana.

Si tienes una cabellera hermosa y gruesa, puedes salirte con la tuya con orejeras o una diadema de invierno.

piel seca en invierno

La idea de que la mayor parte del calor corporal se pierde por la cabeza es un mito, porque el cuerpo pierde la mayor parte de su calor a través de lo que está expuesto.

Mantente cubierto y te sentirás cálido.

Los materiales y… ¿qué hacen?…

Poliéster o polipropileno: este material es básicamente finas hebras de plástico tejidas, que suena horrible de usar, pero en realidad puede dar a la ropa su suavidad.

  • El vellón tiende a estar hecho de poliéster, por ejemplo.
  • El poliéster y el polipropileno son tejidos que absorben la humedad y eliminan la transpiración de la piel… Hacen una gran ropa para el clima frío…

Seda: es la tela más costosa, pero es un gran material para una capa base porque es natural y absorbe la humedad como el poliéster.

Lana: este es un material esencial para climas fríos cuando se combina con algunas capas de poliéster; un suéter de lana forma una capa intermedia perfecta.

  • Absorbe la humedad, lo cual no es ideal, pero te mantendrá caliente incluso cuando estás mojado.
  • Lo mejor de la lana es su capacidad para atrapar esa capa de aire caliente junto a tu piel; también es una tela especial para sombreros y calcetines.

Nylon: es ideal para las capas exteriores, ya que no absorbe mucha agua; es un buen poncho o impermeable.

Gore-Tex, Sympatex o similar: estos son materiales diseñados y patentados que afirman ser impermeables, a prueba de viento y transpirables. La mayoría de ellos están a la altura de la afirmación. Son especiales para las grandes chaquetas de capa exterior para el clima frío.

Algodón: la ropa hecha de algodón no la mejor para el clima frío; absorbe la humedad y la atrapa junto a tu piel. Podrías usarla pero es mejor guardar el algodón para el verano, cuando necesites un poco de humedad adicional para mantenerte fresco.

¿ Estás preparado para soportar el frío ?