• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de

Cómo funcionan los alimentos supresores de apetito

Tomar ciertas bebidas y alimentos supresores de apetito no solo podría ser fantástico para la composición corporal, sino también para la salud y eso hace🍍sentirse NAT🍍.

La receta para bajar de peso se resume en comer menos y parece sencillo, todo lo que tienes que hacer es reducir tu ingesta diaria de calorías y, con el tiempo, obtendrás resultados, ¿cómo te ayudarían los alimentos supresores de apetito?.

Esta teoría tienes solo un problema: cuando dejas de alimentar tu cuerpo con la cantidad de comida a la que estás acostumbrado, no pasará mucho tiempo antes de que tu estómago comience a rugir y comiencen las punzadas de hambre.

Esto se debe a que cuando tu cuerpo detecta que hay escasez de alimentos, comenzará a bombear más de la hormona del hambre grelina.

Esto te alentará a comer y así te quedarás tratando de seguir tu dieta, mientras luchas contra tu propio cuerpo, que pedirá comida.

Nada está perdido porque puedes apaciguar tu estómago, probando estos alimentos supresores de alimentos.

Si mantienes las cosas en orden con tu mente y tu estómago, mantendrá el rumbo correcto hacia tus objetivos.

Las patatas, más que nutritivas

Si estás tratando de comer menos, agregar una patata a tu comida no solo servirá para nutrirte o mantener los carbohidratos necesarios en ciertos momentos

Las patatas no solo son versátiles, sino que contienen un tipo especial de almidón que resiste las enzimas digestivas, por lo que su cuerpo tiene más dificultades para descomponerlas.

Esto significa que permanecen en tus intestinos por más tiempo, retrasando esos molestos dolores por causa del apetito. Entre los alimentos supresores de apetito también puedes probar batatas (camote) o algunos tubérculos que además son saludables.

Las manzanas multfacéticas

Si estás buscando bocadillos para mantener tu dieta en el trabajo o el gimnasio, asegúrate de que una manzana sea uno de esos alimentos.

Las manzanas hacen un gran trabajo llenando tu estómago, ya que poseen un alto contenido de agua y pueden mantenerte lleno, por sus amplias cantidades de fibra.

Las manzanas también contienen pectina, que puede ayudar a prevenir los picos de azúcar en la sangre que te hacen correr hacia el refrigerador.

Las grasas buenas deben estar

Si estás tratando de deshacerse de la grasa, puede parecer contradictorio aumentar la ingesta de alimentos grasos, pero comer más grasa es una estrategia comprobada para perder peso.

La clave es consumir grasas saludables que se encuentran en alimentos supresores de apetito como el aceite de oliva, los aguacates y las nueces, ya que te mantendrán lleno por más tiempo.

Por ejemplo, el ácido oleico, una forma de grasa buena, hace que el intestino delgado produzca un compuesto que transmite un mensaje al cerebro para controlar el hambre.

Las semillas, ¿también?

Las semillas de chía y lino han estado ganando atención como una posible herramienta de dieta para mantenerte satisfecho por más tiempo.

En el caso de las semillas de chía se hinchan con agua, lo que lleva a algunos a creer que llenan el estómago para mantenerte lleno, por otro lado están llenas de omega-3, proteínas y fibra, que son geniales como supresores de apetito.

Igualmente, solo una cucharada de semillas de lino contiene 2,3 gramos de omega-3 y 3 gramos de fibra de relleno, siendo geniales para una ensalada llena de alimentos supresores de apetito.

Las no reconocidas especias

No solo hacen que la comida sepa mejor, sino que muchas especias pueden acelerar tu metabolismo y quemar grasa corporal más rápido.

  • La canela ayuda a controlar los antojos.
  • La pimienta de cayena y la cúrcuma son especias que calientan, lo que significa que elevan la temperatura corporal y aceleran el metabolismo.
  • El jengibre es reconocido por ayudar a controlar el azúcar en la sangre para prevenir un aumento en los niveles de glucosa después de una comida rica en azúcar o carbohidratos.

La saludable toronja es dietética

Esta fruta maravillosa a menudo se pasa por alto, pero para muchos nutricionistas, los que que consumen media toronja con cada comida podrías perder un poco de peso en tu proceso dietético.

Es que la toronja reduce los niveles de insulina después de las comidas, la hormona que regula el azúcar en sangre y el metabolismo de las grasas.

Los alimentos supresores de apetito y el agua

Beber agua es una excelente manera de controlar tu apetito cuando lo mezclas con una comida con alimentos supresores de apetito.

Así que la próxima vez que mueras de hambre, bebe un vaso lleno de agua y siente el cambio en tu cuerpo a medida que se disipa ese sentimiento.

Recuerda que si bebes dos vasos de agua o alguna infusión saludable antes de una comida, consumirías entre 75 y 90 calorías menos y, aunque puede parecer demasiado bueno para ser verdad, realmente tiene ese poder para reducir de peso y mantener saludable al organismo.

¿ Estás pendiente de tus comidas ?