• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de

Disfruta de las playas con tus perros

Perros

Compartir actividades veraniegas y hacerlas con tus perros, siguiendo un protocolo de seguridad es 🍍sentirse NAT 🍍.

Durante el 2020 existen sitios restringidos y otros que siguen un protocolo sanitario, sin embargo las vacaciones o escapadas caseras con tus perros pueden ser geniales si encuentras un destino vacacional que los permitan.

Si bien existen más de una centena de playas, cada verano hay más y esto se da por la creciente demanda del turismo autóctono y porque nuestros perros cada día más son parte de una familia en la península.

Aunque haya limitaciones, sentirse NAT al encontrar una playa para disfrutar con tus mascotas es lo mejor que puede pasarte, por tanto independiente del aforo o las restricciones, presentamos un mapa para saber dónde vacacionar con tus perros.

Cuando los perros lo descubren

Cuando los perros descubren los placeres de la arena normalmente se quedan con sus dueños, pues las preocupaciones propias de “lo nuevo” empiezan a rondar sus cabezas

“Hmm”… Rascar, Rascar, Cavar, Cavar. ¿Qué es esto?… camino contigo más cerca del agua… ¡ uy que miedo !.

  • ¿Por qué se mueve el agua?.
  • ¿Por qué viene hacia mí?.
  • ¿Por qué es tan enorme?.

Pues bien, de acuerdo a cada raza las cosas se ponen emocionantes, pues la mayoría de los perros al percibir lo que pasa salen corriendo, hacen círculos y luego empiezan a saltar sobre los bañistas.

En realidad, afortunadamente parecen mascotas graciosas ya que los dueños se suelen reir y piden perdón, explicando que es la primera veraz, pero la felicidad que vemos en sus ojos definitivamente es inigualable de explicar, ¿no?.

Ahora bien, si quieres disfrutar de esos momentos placenteros con tus perros, antes de planificar a donde ir, deberías coger un poco de sabiduría que hemos recopilado de las aventuras propias y de nuestros amigos NAT.

Los perros son juguetones, ¿pero?

Para ti y para todos, la respuesta puede ser obvia… “por supuesto que SÍ”, pero no hay forma de saberlo, ya que no podemos imaginar a un perro que NO le guste la playa…

Hay que “cavar”, “olfatear”, “hay sol y surf”, pero, aún mejor, con cada ola, hay nuevos aromas e, incluso si a tus perros no les gusta el agua, es posible que se sientan felices en la playa.

Hay quienes no les encantan surfear, subir a una embarcación o nadar, pero les gusta caminar por el borde de la playa donde se rompe el agua, que es la suficientemente profunda como para mojar sus barrigas.

PERROS

Si tus perros no son nadadores y sabemos que les va a encantar, asegúrate de tener collar aprobado para mascotas y, hablamos de esto, porque incluso los buenos nadadores se cansan y sacar del agua a un perro exhausto no es una tarea fácil.

Las condiciones marinas y los perros

¿Pueden tus perros soportar las condiciones del viento y las olas?… en la experiencia personal de los expertos, incluso en condiciones un poco difíciles desean dejar el agua…

No se puede ignorar las advertencias, pero intentar que tus cachorros hagan caso a un día de bandera amarilla no es una tarea fácil. El punto es que después de algunas oleadas, tus perros pueden abandonar la tabla de surf, nadar hasta la playa y negarse a volver si pasa esto.

  • Las banderas amarillas significan que las condiciones son difíciles, pero no necesariamente mortales y, para muchos eso significa seguir manteniendo las actividades en el mar.
  • Las banderas rojas advierten de peligros graves en el agua: oleaje alto, corrientes peligrosas o ambos.
  • Las banderas azules o púrpuras advierten de la peligrosa vida marina.

NO dejaríamos que tus perros nadaran en un día de bandera roja, pero en un día de bandera amarilla el collar adecuado puede servir, ya que el peligro de nadar a la playa va desde que pueda ahogarse hasta que se vean como sabrosas focas.

En fin, en todo momento presta atención a las banderas, rastrea las especies marinas circundantes (incluyendo tiburones) y aprende a reconocer y escapar de una corriente, pues cansarte mientras sacas a tus perros exhaustos puede volverse riesgoso.

Protegiendo a tus perros en la playa

Del mismo modo que te proteges a ti mismo y a tus hijos de los elementos propios cuando vas a la playa, protege a tus perros.

Si la arena está demasiado caliente para tus pies, es demasiado para los de ellos; si necesitas sombra, ellos también lo necesitan. Ahora, si necesitas hidratarte, obviamente que tus perros también quieren tomar agua y obviamente, aunque parezca extraño, tus perros también necesitan protector solar y esto es fundamental.

PERROS

Existen consejos útiles, pero vamos al grano sobre cómo cuidarlos cuando disfrutan juntos en una playa:

  • Protege sus patas: la arena caliente pueden hacerles doler sus patas y aunque no se quemen, por tanto, necesitas cera para ellas o, incluso aceite de coco o vaselina. Además, es mejor alejarlos de los muelles de pesca porque hay conchas rotas, anzuelos, medusas, vidrios y cosas muertas que se ven y huelen bien no deberían estar cerca de tus mascotas.
  • Ponles sombra: En todo momento los perros necesitarían de sombra; si llevas una sombrilla por lo menos tendrán la opción de sol o sombra. O, simplemente lleva una cucha especial para ellos o algunas toallas adicionales.
  • Protege sus pieles: la mayoría de los perros que pasan un día en la playa, como mínimo, necesitarán protector solar en la nariz y, los de pelaje de color claro o sin ellos, pueden necesitarlo en todas partes.
  • Hidrátalos: si bien, ingerir un poco de agua del océano no le hará daño a tus perros, asegúrate de llevar un recipiente para proporcionarle mucha agua fresca para evitar el agotamiento por calor o insolación que se ve cuando tienen esos jadeos excesivos o enrojecimiento de sus encías..

Después de la playa, ¿qué?

Al finalizar el día de playa revisa sus patas, cepilla la arena de sus pelajes, rostros y ojos, dándoles un buen enjuague con una ducha o agua de un recipiente.

Además si tus perros han estado nadando, es posible que desees limpiar / secar sus orejas. Por ejemplo, el vinagre y el alcohol en una proporción de 1:1 es el lavado de oídos perfecto para tanto niños como perros, pues ambos ingredientes actúan como agentes desinfectantes y el alcohol ayudará a secar el exceso de agua. Simplemente rocía un poco en la oreja, masajea por un segundo, luego retrocede y deje que tu perro sacuda el exceso.

Si cepillar la arena del rostro de tus perros no funciona, entonces un enjuague rápido con solución salina debería ayudar; servirían incluso esas que se usan para los ojos cuando se usa lentes de contacto.

¿ Piensas en la seguridad cuando planeas ir a la playa ?