• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de

Los beneficios del cáñamo para tus cabellos

Cáñamo

Mantener los cabellos saludables mediante lavados y tratamientos a base de aceite o semilla de cáñamo 🍍es sentirse NAT🍍.

Ciertos ingredientes y aceites como el aceite de cáñamo y de su semilla, pueden sonar iguales cuando piensas en tus cabellos.

Lo que pasa en realidad es que estos ingredientes hacen cosas diferentes, por lo que es importante comprender cuál es el beneficio de cada uno.

La semilla vs el aceite de cáñamo

Lo primero es lo primero: debes comprender la terminología, porque el aceite de la planta y el aceite de su semilla son diferentes, aunque ambos provienen de la planta Cannabis.

  • El aceite de cáñamo se deriva de las hojas y el tallo
  • El aceite de semilla de cáñamo se deriva las semillas y se prensa en frío de la misma manera que otros aceites portadores como la jojoba y la semilla de girasol.

La mayor diferencia entre los dos es que el aceite de la planta está repleto de cannabanoides, como THC, CBN y CBD, mientras que el aceite de semilla no posee estos compuestos.

  • Este aceite posee propiedades tópicas antiirritantes y antiinflamatorias.
  • Además, es rico en aminoácidos, vitaminas y antioxidantes que brindan beneficios nutritivos y calmantes para los cabellos.

El aceite de semilla, sin embargo, tiene antioxidantes, así como ácidos grasos omega-3 y omega-6, que lo han convertido en un elemento básico para el cuidado de la piel

  • Es conocido por sus propiedades hidratantes y no comedogénicas (no obstruye los poros), y teniendo en cuenta que tu cuero cabelludo también es piel, eso también significa cosas potencialmente buenas para tus cabellos.
  • De la misma manera, todos los tipos de piel pueden beneficiarse del uso de aceite de semilla de cáñamo y, potencialmente, todos los tipos de cabellos también pueden hacerlo.

Porqué usar cáñamo en tus cabellos

Existe cierta evidencia que respalde los beneficios específicos del aceite de cáñamo (semilla o planta) para tus cabellos; veamos algunas:

  • El aceite de la planta proporciona nutrición e hidratación, porque tiene una de las concentraciones más altas de ácidos grasos poliinsaturados de todos los aceites naturales, no es grasoso y proporciona un equilibrio óptimo para la retención de humedad.
  • El aceite de su semilla puede ayudar con el crecimiento y fortalecer los cabellos, gracias al hecho de que está lleno de proteínas.

Los aceites derivados del cáñamo son aceites naturales, así como los del de coco o el del girasol, los cuales han sido usado durante siglos en diferentes culturas.

El uso de cosméticos con esta fabulosa planta para lavar o tratar los cabellos es dado por la acción antiinflamatoria y anti-irritante, además nutrir y mantener el bienestar de la propia cabeza.

Un estudio bien documentado, publicado en 2015 en la  International Journal of Trichology cita que los aceites juegan un papel importante en la protección del daño a los cabellos y que la aplicación regular sobre el cuero cabelludo mejora la lubricación y previene que los cabellos sean quebradizos (1).

Cómo usar el cáñamo en tus cabellos

Si deseas integrar cualquier tipo de aceite de semilla o aceite de cáñamo para tus cabellos, lo puedes hacer a través de un champú, acondicionador, gel o tratamiento que lo combine con otros ingredientes nutritivos.

Algunos productos mezclan aceite de cáñamo con aceites de palo santo, girasol y rahua, además de manteca de karité y quinua.

  • Esto son “ingredientes estrella que fortalecen los folículos” y que equilibran los niveles de humedad del cuero cabelludo.
  • La propiedad hidratante evita la pérdida de agua e inyecta humedad en el cabello y el cuero cabelludo, mejorando su textura y calidad.

Estimulando el crecimiento de los cabellos

El aceite de cáñamo (de la planta o de su semilla) también ayuda a mejorar el crecimiento de tus cabellos de varias maneras.

Una de las formas es mediante el aporte de ácidos grasos Omega-3, Omega-6 y Omega-9, que son necesarios para estimular su crecimiento.

  • Los cabellos están compuesto de queratina, una proteína que lo compone hasta un 90%.
  • El cáñamo puede aportar esta proteína durante el crecimiento como elemento básico, especialmente cuando se incluye en una dieta.

También mejora la circulación sanguínea en el cuero cabelludo, lo que asegura que los folículos capilares estén lo suficientemente nutridos para crecer.

Evitando que los cabellos se quiebren

Afortunadamente, uno de los beneficios del cáñamo para tus cabellos es que evita que se debilitan y se quiebren con facilidad.

El aceite (de la planta o de su semilla) puede mantener la textura natural y hacer que el cuero cabelludo esté más saludable.

Esto permite sostener mejor los cabellos, evitando que se dañen, para volver a regenerarse; este es el objetivo de sus diseñadores o fabricantes.

¿Usas cosméticos naturales a diario?