• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de
Usa el cupón 5EUROS (enviados por Natfy, en pedidos +60€)

Cuidado con la alergia estacional

La alergia estacional es una realidad, pero si tomas los recaudos necesarios y te nutres inteligentemente ❀ te podrás sentir NAT ❀.

Cada que llega un cambio de estación, especialmente la primavera, muchas personas experimentan síntomas desagradables, como congestión nasal y ocular, estornudos o tos  que son típicos de una alergia estacional, comúnmente conocida como “fiebre del heno”.

La fiebre del heno recibe su nombre de la temporada de corte de heno, que históricamente, se realizaba  en los meses de verano, aproximadamente al mismo tiempo que muchas personas experimentaban los síntomas.

Este tipo de alergia estacional, sucede cuando tu sistema inmunológico reacciona de forma exagerada a un alérgeno exterior, como el polen, que en primavera comienza a esparcirse por el aire.

Síntomas de una alergia estacional

Los síntomas de las alergias estacionales varían de leves a graves, y los más comunes incluyen:

  • Estornudos.
  • Nariz congestionada o que moquea.
  • Ojos llorosos y con picazón.
  • Picazón en los senos nasales, la garganta o los conductos auditivos.
  • Congestión del oído.

Los síntomas menos comunes incluyen migraña, dificultad para respirar, sibilancias (sonidos al respirar) o tos, que pueden ser de causa viral.

Causas de una alergia estacional

Cuando tu sistema inmunológico identifica como peligrosa una sustancia en el aire que generalmente es inofensiva, responde a esa sustancia (alérgeno) liberando histaminas y otras sustancias químicas en el torrente sanguíneo, que producen los síntomas de una reacción alérgica.

Los desencadenantes comunes de la alergia estacional en primavera son los árboles, responsables de la mayoría de las reacciones alérgicas en esta estación. Muchas especies son las agresoras más comunes en el hemisferio norte, donde muchas personas con fiebre del heno reaccionan a su polen.

Además del abedul, otros árboles alergénicos incluyen cedro, aliso, castaño de indias, sauce y álamo.

Cómo tratar las alergias

La fiebre del heno suele ser más fácil de diagnosticar que otras alergias, ya que si tienes síntomas que solo ocurren en primavera, es estacional. En este caso, no es necesario realizar pruebas de alergia, ya que es probable que tu tratamiento sea el mismo sin importar a qué tipo de alérgeno reaccionas.

Una revisión médica de tus oídos, nariz y garganta, también es útil para llegar al diagnóstico correcto, sin embargo ten en cuenta los tratamientos naturales.

El mejor tratamiento para la alergia estacional es evitar los alérgenos que desencadenan  tus síntomas, para esto puedes seguir algunos consejos como:

  • Usa un acondicionador de aire con un filtro HEPA para enfriar tu hogar primavera, en lugar de usar ventiladores de techo.
  • Consulta la red meteorológica local para conocer los pronósticos de polen y trata de permanecer adentro cuando los recuentos de polen sean altos.
  • Mantén tus ventanas cerradas.
  • Limita tu tiempo al aire libre y usa las mascarillas.
  • También es importante evitar el humo del cigarrillo.

Bueno, aunque existen pocos estudios sobre los  tratamientos alternativos para alergia estacional, se cree que la nutrición también puede darte soluciones.

  • La quercetina, un flavonoide que da color a frutas y verduras que tiene efectos antihistamínicos.
  • El Lactobacillus acidophilus, la bacteria «amigable» que se encuentra en el yogur también es un combatiente estacional.
  • La poderosa espirulina, el alga verde azulada conocida por su gran cantidad de efectos beneficiosos para tu salud también es antialérgica.
  • Los ácidos grasos omega-3 también son sensacionales por sus efectos anti-inflamatorios en el organismo
  • El vinagre de sidra de manzana ayuda a disolver la mucosidad y favorece el drenaje linfático.

Recuerda, que estamos en emergencia sanitaria y que las cosas se pueden poner complicadas, pero hay otros hábitos a tener en cuenta.

La alergia estacional y otras soluciones

Algunos hábitos que puedes tomar en cuenta son además de prácticos, muy efectivos a la hora de combatir una alergia estacional.

  • Limpia tu nariz: los pólenes se adhieren a nuestras membranas mucosas. Intenta limpiar sus fosas nasales con un irrigador de senos nasales o aceites nasales.
  • Maneja el estrés: las hormonas del estrés causan estragos en el cuerpo y especialmente en el sistema inmunológico, lo que empeora las alergias estacionales; considera algunos métodos como la meditación o hacer yoga.
  • Prueba la acupuntura: cuando las alergias se tratan con acupuntura, se abordan los desequilibrios subyacentes dentro del cuerpo.

Por otro lado, las alergias empeoran por las toxinas dentro del cuerpo; el hígado es un gran mediador de la inflamación en el cuerpo, y cuando trabaja horas extras metabolizando el estrés, los medicamentos, el alcohol y los alimentos procesados, una alergia estacional puede explotar.

Por tanto, desintoxica tu cuerpo eliminando los alimentos fritos, el azúcar, el alcohol y otras toxinas de tu dieta. Añade más hierbas que apoyen el hígado, como el cardo mariano, la cúrcuma, la alcachofa, las frutas cítricas y las nueces, entre otros vegetales que deben estar presentes en tu dieta la próxima quincena hasta que todo se equilibre.

Para finalizar, la limpieza regular de la casa puede eliminar muchos desencadenantes de alergias y ayudar a aliviar sus síntomas.

  • Limpia o cambia los filtros de aire de tu hogar con frecuencia; ten en cuenta las estanterías, las rejillas de ventilación y otros lugares donde se pueda acumular el polen. La limpieza de los purificadores de aire es un paso importante que no debe pasarse por alto.
  • Aspira las alfombras y cambia las fundas de almohada un par de veces a la semana. Cambie la funda de tu almohada con regularidad, porque los alérgenos pueden pasar del cabello a la almohada todas las noches.

¿ Eres alérgico a algún elemento ?