• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de

Cómo el entrenamiento de fuerza impacta en tu postura

Desarrollar cualquier entrenamiento de fuerza con frecuencia es clave para mejorar la postura, la fuerza y la salud y, esto 🍍 permite sentirse NAT 🍍.

El entrenamiento de fuerza es un atributo importante de cualquier tipo de rutina de ejercicios, además, es una de las formas más simples y efectivas de llevar tu régimen de ejercicios al siguiente nivel.

Implica utilizar tu propio peso corporal como resistencia para desafiar tus músculos y desarrollar fuerza, tamaño y capacidad de trabajo.

El entrenamiento de fuerza es importante porque afecta casi todas las áreas de tu vida, aunque no te des cuenta, ya que al hacerlo de forma frecuente, desarrollarás huesos fuertes y, con ello mejorar también tu postura en general.

La postura es importante

Una mejor postura alinea todo tu cuerpo: músculos, huesos, ligamentos y tendones, además garantiza que todos funcionen correctamente y en simetría.

Cuando las partes de tu cuerpo pueden funcionar sin problemas, alivia la tensión, el estrés y la presión en las articulaciones, específicamente en las áreas alrededor del cuello y los hombros.

Por otro lado, los beneficios del entrenamiento de fuerza y ​​una buena postura son más que físicos, porque también puede ser beneficioso para mejorar la autoestima, la confianza e incluso la ansiedad.

El entrenamiento de fuerza y las posiciones

Todos tenemos posiciones que se vuelven habituales, ya sea la forma en que cruzamos las piernas cuando estamos sentados detrás de un escritorio o la forma en que cruzamos los brazos y encorvamos la espalda mientras estamos en fila.

Muchas de estas posiciones no son ideales para una postura adecuada; afortunadamente, el entrenamiento de fuerza puede ayudar a «deshacer» algunos de los efectos posturales negativos a largo plazo de este tipo de posiciones.

Un ejemplo aquí sería elegir algunos ejercicios inteligentes para “tirar” de la parte superior del cuerpo, como dominadas y remos, para combatir esa postura encorvada sobre una pantalla de ordenador durante largos períodos.

El entrenamiento de fuerza y la espalda

Una de las principales razones para mantener una buena postura es aliviar la tensión y la presión sobre las articulaciones cuando la columna no está alineada.

Por esta razón, aquellos que sufren de dolor lumbar pueden beneficiarse particularmente de una rutina de entrenamiento de fuerza bien diseñada.

En cualquiera de sus formas, ayuda a fortalecer los huesos, los músculos y todos los demás tejidos de soporte del cuerpo, incluida la zona lumbar.

Esto ayuda a mejorar tu postura y a mantener una mejor alineación durante el día, lo que te permitirá una mejor calidad de vida, mejor presencia ante los demás y una salud óptima.

Los hombros son importantes

Los hombros rotados internamente son uno de los principales contribuyentes a la mala postura. Cuando los músculos de los hombros y la espalda están débiles, no pueden sostenerse correctamente y se hunden hacia adentro.

El levantamiento de pesas puede fortalecer los músculos de la parte superior del cuerpo, específicamente los hombros y los músculos atrapados, y, a su vez, puede permitir que la parte superior del cuerpo y el cuello tengan un soporte adecuado.

El control y la estabilización abdominal

Piensa en cómo te sientes al ponerte de pie después de hacer una dura serie de abdominales, bastante fuerte, ¿verdad?, pero otra cosa que puedes notar es que tu postura es mejor y esto no es solo una coincidencia.

Pasa que simplemente fortaleciste y te26nsaste tu core con un entrenamiento de fuerza, lo que ayuda a sostener mejor tu columna vertebral para mantenerse erguido.

Cuando tus músculos abdominales están débiles, experimentas lo que se llama inclinación pélvica anterior. En este escenario, tus caderas se inclinan hacia adelante y ejercen presión sobre tu cuello y espalda baja.

Ahora bien, fortalecer los abdominales, sin embargo, ayuda a realinear la inclinación, aliviando así la presión sobre varios puntos.

Estos puntos son el cuello y la espalda, lo que va conduciendo a una mejor postura, que en definitiva es lo que quieres, ¿no?.

¿ Entrenas en casa o en el gimnasio ?