• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de

Cómo alimentar a tu perro

Saber alimentar a tu perro, aumentará la relación y la felicidad en tu hogar y por supuesto a todos los miembros de tu familia los🍍harán sentirse NAT🍍.

Realmente no existe una receta exacta de con qué frecuencia y con qué cantidad debes  alimentar a tu perro, ya que cada uno tiene preferencias y personalidades diferentes.

Sin embargo, existen varias formas saludables de hacerlo, según sus necesidades individuales y aquí te las explicamos:

Deja que tu perro decida

Si tu perro tiene un peso saludable y no tiene accidentes en la casa, es posible que puedas utilizar el método de alimentación de libre elección. Esto significa que la comida estará todo el día a disposición y dejas que decida cuándo y cuánto comer.

Este puede ser un buen método para mascotas muy activas que están quemando más calorías que sus amigos sedentarios, adictos a la televisión.

Además, si tu perro está amamantando, este es un excelente método porque necesita muchas calorías para producir un flujo constante de leche para sus cachorros.

Para usar este método de alimentar a tu perro debes tener en cuenta:

  • La comida a disposición debe ser ración seca, evitando la descomposición.
  • Debes hacerlo dentro de la casa, porque afuera podría atraer insectos, roedores o mapaches.
  • Si tienes más de una mascota, pueden pelearse por la comida… tenlo en cuenta antes de planificar la comida para tus mascotas…

Recuerda siempre, que como cualquier miembro de tu familia, este no es un buen método para perros con sobrepeso o diabéticos.

Prueba con las porciones de control

Si tu perro es de los que nunca dejaría de comer si se lo permitieras, utiliza el método de control de porciones.

  • Primero, pregúntale a tu veterinario cuál es el peso ideal de tú perro y ajusta la porción a la cantidad recomendada en la etiqueta del alimento para mascotas.
  • Tu veterinario puede calcular la cantidad exacta que debes dar a tu mascota, ya que  muchas veces, las recomendaciones de los envases son mayores de lo que realmente necesitan.

Puedes alimentar a tu perro una o dos veces al día, pero es mejor hacerlo dos veces en intervalos de 8 a 12 horas, dividiendo en dos la cantidad sugerida que se encuentra en el envase, de otro modo, lo  alimentarás el doble de lo que necesita.

Programa para alimentar a tu perro

Si no te preocupa que tu perro coma en exceso, pero no quieres dejar la comida en su plato todo el día, usa el método de alimentación programada.

  • Le das a tu mascota una cierta cantidad de tiempo para comer, 30 minutos por ejemplo, y luego desechas todo lo que no haya comido.
  • Cuando vuelvas a ofrecerle comida 8-12 horas después, tu perro tendrá apetito y estará listo para comer.

No olvides el agua, que es importante para que se hidrate, por tanto esto deberías programarlo cada día, todos los días.

Las golosinas, ¿buenas o malas?

Las golosinas para mascotas deben representar del 5% al ​​10% o menos de la dieta diaria de tu perro y, esto puede variar según su peso y nivel de actividad.

Si necesitas usar golosinas con frecuencia para entrenar, utiliza piezas muy pequeñas, aunque también puedes reservar algunas de las croquetas diarias para usarlas como «golosinas» cuando entrene.

Y, ¿si tiene hambre siempre?

El uso de las pautas de una etiqueta comercial de alimento para mascotas, debe ser un punto de partida para decidir en qué cantidad debes alimentar a tu perro.

  • Si parece que tiene hambre todo el tiempo, es posible que debas alimentarlo más.
  • Ten en cuenta que algunos perros siempre parecerán hambrientos y ya tienen sobrepeso; por tanto, puedes probar utilizando un alimento dietético que le satisfaga más.

Antes de darle más comida, asegúrate de que no solo busque atención y amor, pero si es así, dale eso en su lugar.

La cantidad de comida que necesita tu perro puede cambiar si:

  • Se vuelve más activo/a o, está preñada o, amamantando.
  • El clima es muy cálido o frío.
  • Si se está recuperando de una cirugía, una enfermedad o  una infección.

Es importante que conozcas  las necesidades y particularidades de tu perro: tamaño, nivel de actividad, salud, carácter y otros, para alimentarlo de manera saludable y correcta, mejorando su calidad de vida sea con alimentos preparados, con alimentos enteros como carnes, huevos o verduras e, incluso con suplementación específica.

¿ Tienes más de una mascota ?