• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de

Cuida tu figura con L-carnitina

L-carnitina

Al llegar al verano, usar un compuesto como la L-carnitina para obtener más energía a partir de la grasa corporal 🍍 es sentirse NAT 🍍.

Si has estado esforzándote por bajar de peso y no lo consigues, deberías conocer a la L-carnitina, una sustancia derivada de los aminoácidos que ayudan a quemar la grasa de tu cuerpo de manera natural, maximizando los resultados de tu entrenamiento.

L-carnitina: ¿qué es?

La L-carnitina es un derivado de aminoácido que se encuentra en la carne y los productos animales, presente en todas las dietas-

En realidad, es más una sustancia parecida a una vitamina que desempeña una serie de funciones en tu cuerpo.

Si sabes, tu cuerpo depende de la L-carnitina todos los días, ya que es responsable de que los ácidos grasos lleguen rápidamente a las mitocondrias.

Al llegar a este punto potencia el mecanismo para quemar la grasa y convertirla en energía, esa que necesitas para entrenar más duro.

La produces naturalmente, ya que se forma en el hígado y los riñones a partir de dos aminoácidos esenciales: lisina y metionina.

La L-carnitina juega un papel esencial en el transporte de grasas a las mitocondrias y  en el metabolismo de las grasas.

Gracias a esta funcionalidad es muy  conocida por su capacidad de apoyar la pérdida de peso, particularmente en una dieta deportiva.

Sin embargo, puedes acarrear algunas señales de que tienes deficiencia del compuesto, que incluyen disminución del tono muscular o músculos débiles, fatiga, irritabilidad y síntomas de niveles bajos de azúcar en sangre, entrando en juego la suplementación.

L-carnitina: ¿sus beneficios?

Es sin duda respuesta a tus sueños de pérdida de peso, pero también apoya al metabolismo de varias formas.

La L-carnitina quema grasa: gracias a su aporte, tu cuerpo se vuelve más eficiente para quemar grasa, lo que no solo disminuye la cantidad de grasa que almacena tu cuerpo

Reduce la grasa visceral: también ayuda a reducir la grasa abdominal visceral, la que rodea tus órganos vitales y potencialmente conduce a la enfermedad del hígado graso y otras condiciones de salud.

Te da más energía: a medida que aumenta la capacidad de tu cuerpo para quemar grasa, también lo hace tu nivel de energía. La L-carnitina no solo te ayuda a aumentar la cantidad de grasa quemada con cada entrenamiento, sino que también obtienes más energía para mejores entrenamientos y un estilo de vida activo.

Estimula tu metabolismo: incorporar ese aumento de energía en tu rutina de ejercicios, te permitirá realizarlos con más intensidad, lo que aumentará tu metabolismo. Un metabolismo más eficiente ayuda significativamente a tu programa de pérdida de peso, porque aumenta la cantidad de calorías que puedes quemar, incluso en reposo.

Acelera tu recuperación: Ayuda a reducir la acumulación de ácido láctico en tus músculos, responsable del dolor y la fatiga muscular después de un entrenamiento intenso. También ayuda a eliminar el lactato para que te recuperes más rápidamente y puedas volver a ejercitarte y derretir la grasa.

Apoya al sistema inmunológico: La L-carnitina potencia tus defensas y funciona como un antioxidante eficaz, lo que te mantiene saludable para continuar entrenando y mantener el bienestar general.

L-carnitina: ¿tipos de compuestos?

Existen varios tipos de carnitina, aunque la L-carnitina se roba un poco el centro de atención ya que es la que se encuentra en la carne roja y en la mayoría de los suplementos. No obstante puedes conocer a las demás:

  • La D-carnitina:Si la L-carnitina es un superhéroe destructor de grasas, la D-carnitina es su gemela más perezosa. Esta forma inactiva podría incluso restringir la capacidad de tu cuerpo para absorber miembros más útiles de la familia de la carnitina.
  • La Acetil-L-carnitina:  Llamada ALC para abreviar, es la que puede aumentar el poder de tu cerebro. Según algunas investigaciones que sugieren que es un buen complemento para las personas con enfermedades neurodegenerativas y desde ya te ayudaría a mejorar tu cognición y enfoque mental.
  • La Propionil-L-carnitina: Si tienes problemas de circulación, desde hipertención hasta disfunción eréctil, esta es la carnitina para ti. Según un estudio que sugiere que, al aumentar los niveles de óxido nítrico en tu cuerpo, mejora el flujo sanguíneo.
  • La L-tartrato de L-carnitina:La evidencia científica detrás de este suplemento deportivo común es mixta. Algunos estudios han demostrado que acelera la recuperación muscular, por tanto se añade a ciertas fórmulas de post-entreno.

Adelgazando con L-carnitina

Añadir L-carnitina a tu dieta es una forma bastante conveniente de bajar un poco de peso, ya que  es responsable de introducir los ácidos grasos en el horno para que obtengas energía, pero eso es solo una parte del proceso metabólico.

Debes tener en cuenta que la L-carnitina no te ayudará a quemar grasa ni a perder peso si no la combinas con una dieta saludable y una rutina de ejercicios. Ahora bien, si tienes una rutina específica, es la respuesta perfecta para ti.

¿ Entrenas para bajar de peso ?