• Mi cuenta
  • Envío 24h en península antes de

Antes de las fiestas, aprovecha las enzimas digestivas

Tomar enzimas digestivas antes de las fiestas no solo protegerá el cuerpo de los atracones, sino también mantener el bienestar y eso 🍍hace sentirse NAT🍍.

Las enzimas digestivas juegan un papel clave en la descomposición de los alimentos que consumes. Estas proteínas aceleran las reacciones químicas que convierten los nutrientes en sustancias que tu tracto digestivo puede absorber.

Tu saliva contiene enzimas digestivas; además, algunos de tus órganos, incluidos el páncreas, la vesícula biliar y el hígado, también los liberan. Las células de la superficie de los intestinos también las almacenan.

Las fuentes naturales son importantes

Las frutas, verduras y otros alimentos poseen enzimas digestivas naturales, por ello comerlos siempre por ejemplo con el yogurt que tiene probióticos, puede mejorar tu digestión.

  • La miel, especialmente la cruda, tiene amilasa y proteasa.
  • Los mangos y los plátanos poseen amilasa, que también ayuda a que la fruta madure.
  • La papaya tiene un tipo de proteasa llamada papaína.
  • Los aguacates poseen la enzima digestiva lipasa.
  • El chucrut, o repollo fermentado, recoge las enzimas digestivas durante el proceso de fermentación.

Especialmente durante las fiestas de fin de año, si tu cuerpo no produce suficientes enzimas digestivas, no podrá digerir bien los alimentos. Eso puede significar dolores de estómago, diarrea, gases u otros síntomas dolorosos.

Los trastornos digestivos

Algunos trastornos digestivos impiden que tu cuerpo produzca suficientes enzimas digestivas, como intolerancia a la lactosa o insuficiencia pancreática exocrina (EPI).

La Intolerancia a la lactosa;

  • Esto se da cuando tu intestino delgado no produce suficiente enzima lactasa, que descompone el azúcar natural de la leche llamado lactosa.
  • Con una escasez de lactasa, la lactosa en los productos lácteos que consumes viaja directamente al colon en lugar de ser absorbida por tu cuerpo. Luego se combina con bacterias y causa síntomas estomacales incómodos.

Hay tres tipos de intolerancia a la lactosa, el primario se da con un gen que te hace intolerante a lactosa haciendo que los niveles de lactasa bajen repentinamente cuando eres niño.

Luego, el secundario, que se da cuando tu intestino delgado produce menos lactasa después de una enfermedad, lesión o cirugía (o, síntomas de la enfermedad de Crohn o del celiaco). El tercer tipo de intolerancia es congénito y se da desde el momento en que se nace, pero es raro.

Por otro lado, la insuficiencia pancreática exocrina (EPI) puede suceder cuando otra afección daña el páncreas; las causas comunes de incluyen:

  • Pancreatitis o inflamación del páncreas.
  • Cáncer de páncreas, que comienza en los tejidos del páncreas.
  • Fibrosis quística, una enfermedad genética que daña los pulmones, el sistema digestivo y otros órganos.

Para tratar esta afección, el médico puede sugerir cambios en el estilo de vida, como:

  • Dejar de fumar.
  • Evitar beber alcohol.
  • Tomar enzimas digestivas.
  • Consumir una dieta baja en grasas.
  • Tomar vitaminas y minerales en cápsulas.

Además, existen tratamientos médicos que se deberían adaptar a cada situación, pero ¿la suplementación?.

Lo suplementos de enzimas digestivas

Las píldoras, polvos y líquidos que tienen en sus ingredientes, las enzimas digestivas pueden aliviar los síntomas del trastorno digestivo o prevenir las situaciones como antes de las fiestas de fin de año, donde se dan los atracones.

En este momento, la mayoría de los productos enzimáticos son de origen animal, sin embargo las tendencias predicen que los productos a base de plantas y bacterias podrían ser más las más populares en el futuro.

Los ejemplos de enzimas digestivas incluyen:

  • Amilasas: descomponen los azúcares complejos en moléculas más pequeñas como la maltosa
  • Lipasas: descomponen las grasas complejas en ácidos grasos más pequeños y glicerol.
  • Pepsinas: descomponen las proteínas de alimentos como la carne, los huevos y los productos lácteos en péptidos más pequeños
  • Lactasas: descomponen el azúcar de la leche llamado lactosa
  • La colecistoquinina: una hormona secretada en el intestino delgado que hace que la vesícula biliar se contraiga y libere bilis, y que el páncreas libere enzimas digestivas.
  • La tripsina: descompone las proteínas, que se pueden convertir en aminoácidos.

Las enzimas digestivas en forma de suplementación pueden incluir una o una combinación de múltiples ingredientes.

Algunos se venden junto con probióticos, mientras otros fueron hechos originalmente para personas con insuficiencia pancreática, una condición en la que el páncreas no produce suficientes enzimas para digerir los alimentos.

¿ Dónde tienes planeado pasar las fiestas ?